BI FM

Festivales

Jazpana Fest arroja la toalla y nos sentimos un poco más huérfanos

Niña Coyote eta Chico Tornado

Era gratuito y tenía un aroma romántico. Lo hacían entre amigos y no por dinero. Después de 10 ediciones, el festival de Beasain no se celebrará este año.

Laster arte // Jazpana Fest
Era gratuito y tenía un aroma romántico. Lo hacían entre amigos y no por dinero. Después de 10 ediciones, el Jazpana Fest de Beasain no se celebrará este año. Sus organizadores nos explican por qué han decidido cancelar el festival

El runrún de que este año no se iba a celebrar el Jazpana Fest me llegó de casualidad durante el concierto de Cloud Nothings de hace dos semanas. No era un secreto insondable: el festival gozaba de prestigio por parte del público especializado, pero su localización –Beasain no está a la vuelta de la esquina, precisamente- y su carácter independiente e insobornable han acabado jugando en su contra. Tras varios años bailando en el alambre, el pasado viernes 1 de marzo se anunció en redes sociales la cancelación del principal festival de música del Goierri.

En Jazpana siempre había algo interesante que ver. Desde 2009 se ha venido celebrando el último fin de semana de octubre en una carpa alejada del meollo del pueblo. Contaba con dos escenarios ubicados uno frente al otro. Tocaban primero en un lado y cuando terminaba la actuación te girabas y te ibas al otro concierto. Por Beasain han pasado grupos tan dispares como La URSS, Betunizer, Toundra, Nudozurdo, Mujeres o The Connection.

No se casaban con nadie. Y así se marchan: libres e independientes, cansados y tristes, sí, pero con la cabeza bien alta.

En Facebook habláis de desilusión y desengaño. ¿De quién esperabais un mejor trato y no lo habéis logrado?

No es un problema de tener mejor trato. Tiene más que ver con un tema estructural y de falta de empatía de las administraciones. El tener que adaptarse a sus normas, sus sistemas, sus horarios… Es complicado si estás montando esto en tu tiempo libre.

¿Qué ha fallado?

Es necesario implicarse algo más y buscar nuevas formas de colaborar o ayudar. Hemos querido hacer alguna innovación en el festival o cambiar alguna tendencia que preveíamos podría ser perjudicial, pero no hemos encontrado la respuesta que esperábamos. Cuando entras en una dinámica de colaboración durante muchos años se adquieren ciertos vicios (mutuos) que son complicados de eliminar.

Biznaga en directo

Biznaga también estuvieron // Jazpana

También decís que falta relevo. ¿Es eso o es más bien que las nuevas generaciones no están tan interesadas en los parámetros clásicos del rock y del pop?

No lo sabemos. Es cierto que hay eventos de otros estilos musicales con cierto éxito entre gente más joven. Pero nuestra reflexión sobre la falta de relevo no es tanto de público (que también), sino con respecto a la implicación, la hora de organizar y arrimar el hombro, de ser parte de algo a nivel organizativo, no solo a nivel usuario.

¿Por qué creéis que no habéis podido llegar a “mucha” gente, tal y como sostenéis en vuestro comunicado?

En los últimos años se había convertido en una cita ineludible en nuestro entorno. Pero no querían descubrir nuevas propuestas y escuchar música, sino más bien socializar y pasarlo bien con la excusa del festival. Es una línea fina que nos preocupa. El atractivo principal del Jazpana debe ser la música. Por otro lado, hay muchísima gente que nos ha mostrado un aprecio enorme, y han sentido el festival casi como militancia, una visita obligada por todo lo que en parte sentían que nos debían.

¿Qué porcentaje de culpa tiene que los guipuzcoanos seamos tan comodones y queramos un concierto debajo de casa?

Suena a tópico, pero puede ser verdad. A algunos ir de Donostia a más allá de Tolosa les suena a subir el Toumalet. Te sorprendería la cantidad de gente que ya con 25-30 años la primera vez que ha venido a Beasain ha sido al Jazpana, y eso que estamos a 40 kilómetros.

¿La comunicación/marketing ha podido ser un factor determinante?

No somos profesionales en comunicación. Jamás hemos hecho una estrategia de marca ni nada por el estilo de cara a dar a conocer un festival hecho entre amigos, sin ánimo de lucro y gratuito. Es un hándicap que hemos visto acrecentarse en los últimos años, donde con el auge de las redes sociales parece que lo importante es estar, posicionarse y aparentar. Una vez que la gente ha mordido el anzuelo ya nos preocuparemos del contenido. Nosotros siempre hemos recorrido el camino inverso: hemos desarrollado contenidos que creíamos que podían funcionar y tenían nivel y luego lo hemos publicitado mejor o peor, en la medida de nuestras posibilidades.

El público de Jazpana Fest

¿Qué son 40 kilómetros? // Jazpana

¿La contraprogramación del BIME os ha hecho pupa?

Algo habremos sufrido, pero no tanto como para que se resintiera nuestro festival. Podría pensarse que en alguna edición algunos posibles asistentes al Jazpana se hayan ido al BIME (nosotros mismos habríamos ido encantados), pero en números absolutos de asistencia no creemos que se haya podido notar mucho. Jugamos claramente en otra liga. Con nuestro presupuesto jamás habríamos podido traer a muchas bandas que han tocado allí. Lo hemos notado más en otros temas estructurales o de funcionamiento. La mayoría de food trucks preferían irse allí o ha habido problemas con algunas bandas pequeñas por querer hacer doblete y tocar en los dos festis ese fin de semana.

¿Cuántos formáis parte de la asociación que organiza el festival? ¿Cuánto tiempo lleváis en esto?

Actualmente somos 10 miembros, aunque no todos tenemos el mismo grado de implicación. Es una tarea voluntaria que compaginas con tu vida personal y a veces no es todo lo compatible que nos gustaría. Dos llevan desde la primera edición, uno desde la segunda y otros tres llevan 4/6 años. Los demás se han incorporado en los últimos dos años. Durante los 10 años del festival ha habido altas y bajas.

Algunos de vosotros queríais seguir con el festival. ¿Cuáles eran los argumentos a favor?

Los mismos argumentos nos han llevado a realizar esto durante diez años. Amamos la música y el festival es y ha sido una forma de mantenerla viva. Nuestra satisfacción y motivación siempre ha sido escuchar las palabras del público que descubre el festival y queda encantada o gente que en concreto descubre algún grupo y pasa a formar parte de su ideario musical. También nos ha alimentado mucho la relación con músicos y profesionales. Es un proyecto muy bonito, y merece mucho la pena organizar algo así: un fin de semana diferente en el pueblo, gratis, con oportunidad de disfrutar mucho, y dar a conocer a determinados grupos o estilos de música que de otro modo no podrían verse.

¿Por qué no os habéis planteado hacer un festival de pago?

Siempre hemos querido que el Jazpana fuera gratis. Es una de sus principales señas de identidad. Nació con el objetivo de abrir el abanico musical en la comarca, dando facilidades para poder disfrutar de propuestas así.

Los organizadores de Jazpana Fest

Los organizadores // Jazpana

¿Habéis perdido dinero con el festival?

Sí, en varias ocasiones. La fórmula que hemos utilizado es adelantar dinero de nuestro bolsillo y recuperarlo al siguiente año. Obviamente, no es la fórmula ideal. Hemos estado caminando en el filo de la navaja. Siempre ha estado encima de la mesa la posibilidad real de darnos un batacazo económico importante si el público no hubiese respondido.

Casi todos los festivales van asociados a alguna marca comercial. ¿No habría sido un salvavidas?

En su día rechazamos una oferta para poner el nombre de una marca al festival. Lo recordamos más como una anécdota que como una oportunidad perdida. No encaja con nuestra filosofía. Estos grandes patrocinios forman parte de la burbuja festivalera en la que vivimos. Algunos festivales parecen ya parques temáticos donde los patrocinadores tienen un montón de actividades paralelas y existe un riesgo real de que la música acabe siendo algo secundario. Los propios músicos y artistas tienen el dilema de si quieren participar en ese circo. Para nosotros lo más importante siempre es la música.

En vuestro caso habéis tirado de marcas pequeñitas…

Estamos muy agradecidos con las colaboraciones que hemos podido tener. Las marcas que apostaban por un festival pequeño lo hacían desde la calidad humana y eso tiene muchísima importancia. Han sido pequeñas colaboraciones de marcas y personas que empatizaban con el festival y el negocio queda en un segundo plano.

¿Con cuánto dinero se monta una edición del Jazpana Fest?

El presupuesto aproximado que nosotros manejamos es de unos 35.000 euros. La infraestructura es aparte y la mayor parte está financiada por el Ayuntamiento. Quedan algunos gastos gordos que tenemos que asumir nosotros, como el alquiler de equipo de sonido, la instalación eléctrica y los generadores. De estos 35.000 euros, unos 16.000 euros se financian mediante ayudas públicas, básicamente desde el ayuntamiento y un programa anual de la Diputación. Así que aproximadamente el 45% del festival está financiado con dinero público.

 Jazpana Fest

Con los pies en la tierra // Jazpana

El resto lo financiamos buscando ayudas en empresas privadas de alrededor, merchandising y, sobre todo, el ingreso en barra. Entre el equipo de sonido e instalación eléctrica nos gastamos prácticamente la ayuda municipal y hay que pagar el caché de 15-16 grupos, hoteles, catering, cartelería… Para que esto salga adelante se hacen malabarismos.

¿Un txiki Jazpana Fest es posible?

En 2019 lo pensaremos y si en 2020 nos encontramos con ganas e ilusión y damos con un formato que sea viable (no solo económicamente, sino a nivel de energías y disponibilidad) nos pondremos a ello. Ya se verá. De momento, ¡nos veremos por las salas de conciertos!

Arriba