BI FM

MUWI

Los mejores planes en Logroño (antes, durante y después de MUWI 2019)

Los mejores bares, pinchos, monumentos, paseos, museos y más para que exprimas al máximo la capital riojana los días 29, 30 y 31 de agosto y 1 de septiembre

Catedral de Logroño // Luis Abel Fallas
Te recomendamos bares, pinchos, monumentos, paseos, museos y mucho más en esta guía especialmente diseñada para exprimir al máximo la capital riojana los días 29, 30 y 31 de agosto y 1 de septiembre, coincidiendo con la cuarta edición de MUWI La Rioja Music Fest, el festival que combina música y vino

Cuenta atrás para la cuarta edición de MUWI La Rioja Music Fest, el festival logroñés que combina música y vino. Los días 29, 30 y 31 de agosto y 1 de septiembre podremos maridar conciertos (Iván Ferreiro, Ángel Stanich, Viva Suecia, Aurora & The Betrayers, Hidrogenesse, Delafé…) y sesiones (David Van Bylen, JotaPop DJ, Miqui Puig, Yahaira…) con copas de las mejores añadas.

Un festival diferente, ya no solo por el concepto, sino por la ubicación. Su escenario principal estará, un año más, en las Bodegas Franco-Españolas, unas amplias dependencias con más de 125 años de historia ubicadas en pleno centro de la ciudad. Patios, jardines, salas e íntimos calados de muros centenarios acogerán además tres escenarios complementarios (habrá música en la sala de Los Tinos -recitales sorpresa para un aforo reducidísimo en un ambiente único, como ves en la foto bajo estas líneas-, en la sala de Los Arcos -la zona más tranquila del festival, con barra de coctelería incluida- e incluso DJ sets en los mismos viñedos de la bodega -Escenario Viñas-) y actividades paralelas (mercado, catas, food trucks…). También sonará música en directo en otros puntos de Logroño: en la sala Maldeamores, (DJ sets para alargar la noche tras los conciertos del reciento festivalero), en el Muro del Revellín (actividades de entrada libre el jueves 29 de agosto) y en la sala Menhir (en la que se repetirá la iniciativa lanzada el pasado año, el verMUWI, una sesión temprana de música para el sábado 31 de agosto).

Concierto en Los Tinos // MUWI

Como ves, un completísimo programa que hará que tengas bien ocupados los 4 días que durará el evento. Sin embargo, como sabemos que sois muy de exprimir vuestros destinos festivaleros, os proponemos una serie de actividades adicionales a las oficiales de MUWI. Para que le saques todo el partido a Logroño (y cercanías) antes, durante y después. Vamos allá.

PLANES EN LOGROÑO ANTES, DURANTE Y TRAS MUWI 2019
  • QUÉ HACER ANTES DEL FESTIVAL

DÓNDE DORMIR

¿Que qué hacer antes del día 29 de agosto? Pues asegurarte de que tienes vacaciones, aprovechar, si puedes, para estirar un poco más tu estancia en Logroño y, claro, tener un poco de previsión a la hora de reservar un sitio donde dormir. Si quieres un hotelazo céntrico, no lo dudes: Hotel Gran Vía. Con todas las comodidades de un cuatro estrellas… y la ubicación perfecta.

Si buscas un concepto menos señorial, más dinámico y en pleno casco antiguo, más a pie de calle, te recomendamos el Hostel Winederful, en la calle Herrerías. Se trata de un establecimiento que revolucionó el concepto de hostel en la ciudad, dotándolo de un marcado acento internacional. Además, todas las habitaciones cuentan con baño (importante) y su cafetería, además de mucho encanto, ofrece repostería de alta calidad y excelentes cafés.

Winederful Hostel & Café // Luis Abel Fallas

¿No te convencemos? Pues entra en la web oficial de La Rioja Turismo, donde encontrarás toda la oferta de hoteles, apartamentos y hostales de Logroño.

UNOS PASEOS PARA SITUARSE

Logroño es una ciudad pequeñita, de esas que se pueden recorrer a pie… aunque no en media hora. Bueno, sí, si no te paras ante ninguno de sus monumentos y edificios históricos o, más grave aún, no entras a ninguno de sus muy recomendables bares. Por ello, te aconsejamos que te tomes tu tiempo, porque hay mucho que hacer.

Pero, antes de adentrarnos en el meollo de la ciudad, quizá te apetezca dar una «vuelta de reconocimiento» para saber bien dónde leches estás. Pasear por la zona de la ribera del Ebro y su continuación en el Iregua es, sin duda, una de las actividades más atractivas de la capital. Destacan el puente de Hierro y el de Piedra. El primero tiene una curiosa historia ya que Práxedes Mateo Sagasta (presidente del Consejo de Ministros durante el final del siglo XIX y principios del XX) fue el encargado de llevar a cabo el proyecto, según dicen, tras apropiarse en Madrid de unos planos que fueron realizados para un puente en la ciudad de Sevilla. Las cosas del poder. Con el paso de los días no te resultará extraño el paseo, pues lo realizarás varias veces durante el festival, ya que conecta, directamente, ciudad y la sede principal de MUWI (va a parar a la mismísima puerta de las Bodegas Franco-Españolas).

Si te quedan fuerzas puedes hacer un poco de deporte y recorrer el Ebro en piragua. También reponerlas comiendo unas “chuletas al sarmiento” en El Rincón de Julio (Av. La Playa, 5), uno de los lugares con más solera de la ciudad.

RECORRIENDO EL CASCO ANTIGUO

Rodeando las calles Laurel y San Juan está el Casco Antiguo (de hecho, ambas calles están dentro de lo que antaño refugiaban las murallas). Puedes empezar tu camino en la parte de muralla mejor conservada, la Puerta del Revellín (por donde pasarás el jueves 29 de agosto, puesto que es uno de los escenarios del Festival -con conciertos gratuitos el día de su arranque-) y recorrer una parte del Camino de Santiago (aunque ojo, lo harás en dirección contraria). Allí te encontrarás la antigua Fábrica de Tabacos (segunda en importancia de todo el Estado siglos atrás) que en la actualidad alberga la sala de exposiciones Amós Salvador, el Parlamento de la Comunidad Autónoma y la Biblioteca Pública. En el camino por las calles Barriocepo (puesto que todas la viviendas tenían en su parte baja una bodega y de ahí su nombre, Barrio de las Cepas) y Ruavieja (en la que nació la ciudad) encontrarás joyas del Románico, Gótico y Renacimiento.

Entre ellas, las iglesias de Santiago, Palacio y San Bartolomé. Al llegar a ésta, y desde la Calle Portales, divisarás las torres de Santa María de la Redonda y su imponente plaza de El Mercado. Puedes remontar toda la calle peatonal y terminar el paseo en la Plaza de San Agustín, donde se encuentra el Museo de La Rioja. Si te ha entrado el apetito, estás de suerte; acabas de llegar a la zona de la archiconocida Calle Laurel, que incluso tiene web oficial, pero de la que te hablaremos con más detalle en el apartado dedicado a los planes a realizar durante el festival (así que sigue leyendo).

Iglesia de San Bartolomé // Luis Abel Fallas

  • QUÉ HACER DURANTE EL FESTIVAL

LA CALLE LAUREL

Aunque puedes haberla recorrido durante tus paseos los días previos al festival, una vez llegadas las fechas del MUWI, la Calle Laurel sigue siendo un «must». Aunque, esta popular calle de bares es más que una calle, es una zona. Destacamos La Tavina (calle Laurel), bar de pinchos, tienda ideal para comprar vino y restaurante. ¿Después? Deberías parar en estos clásicos logroñeses: el Jubera (Laurel), con sus míticas patatas bravas; el Soriano (Travesía de Laurel), con sus champis; el Charly (Travesía Laurel), con sus morros de cerdo; o el Bar Lorenzo (Travesía Laurel), con su “Tío Agus”, el bocatita más comido de Logroño.

No podemos olvidar los bares de la calle San Agustín: Las Cubanas, La Anjana… o visitar al quesero más querido de Logroño: el “Tato” Abadía. En el establecimiento del célebre futbolista (ex de Atlético de Madrid, Compostela y aquel mítico Logroñes de los 90), podemos comer o comprar los mejores quesos nacionales e internacionales. En La Casa de los Quesos lo encontraréis.

MARÍA TERESA GIL DE GÁRATE, LA ZONA «DE LOS DE LOGROÑO”

La zona escondida de Logroño, esa a la que peregrinar si quieres evadirte del bullicio y saltarte todo lo que aparece en las guías, es la conocida, popularmente, como la “Laurel pobre”. Desde hace unos años, María Teresa Gil de Gárate y sus alrededores se han convertido en lugar de peregrinación gastronómica tanto desde el mediodía como desde el atardecer. Con la posibilidad de comer pinchos atractivos (el “salchi” de El Tirador, la tortilla del Serenella, los “vinagrillos” de El Sella…) y a buen precio, destacamos la oferta del Barrio Bar, con una selección musical y gastronómica sobradamente elegante y con, seguramente, los mejores vermús de la ciudad.

Calle Laurel // Luis Abel Fallas

MÁS: VINOS, CAFÉS, COPAS, BOCATAS Y CHULETILLAS

Comer de pinchos es maravilloso (y Logroño es uno de los mejores sitios para hacerlo), pero, como comentábamos más arriba, en algún momento habrás de comer unas chuletillas al sarmiento, ¿no? En la Enoteca Crixto (Calle del Cristo) o en la encantadora taberna La Guarida (Muro del Carmen) las hacen como para desgastarse los dedos de tanto rechupetear.

¿Y qué va genial con las chuletillas? Pues el vino, claro. Los bares con más referencias de vinos por copas son el Torres y Tastavin de la calle San Juan. Unos pinchos excelentes. En la misma calle está el Umm, con una apuesta más vanguardista y la firma de Álex García.

¿Y de postre?, pues en la calle Portales está una de las heladerías más importantes de España; dellaSera, el negocio de Fernando Sáenz, el llamado «Chef del Frío». Increíble.

Disfrutar de un café, una cerveza o una copa en alguna terraza también es un placer. Te recomendamos sentarte plácidamente en El Beso (plaza del Mercado), Malabar (Portales), Wine Fandango (Vara del Rey) o The Club (Bretón de los Herreros). La plaza san Agustín y la plaza del Parlamento son centros neurálgicos del terraceo logroñés.

Si no te saciaste del todo, te vuelve a apretar el hambre o es hora de ir al festival y quieres hacerlo con la panza llena, tienes una opción fácil y rápida en bocaterías como el bodegón El Refugio (calle Labradores) o el bodegón Vitoria (calle Vitoria), dos grandes opciones. Si somos más modernos podemos apostar por hamburgueserías como Bococa (Bretón de los Herreros) y Burgerheim (calle Víctor Pradera), que no te defraudarán.

Mural en el Casco Antiguo // Luis Abel Fallas

  • QUÉ HACER TRAS EL FESTIVAL

¿Termina la jornada de MUWI y sigues con ganas de juerga? Pues puedes tomar la (pen)última en pubs indie / rockeros como el Menhir, el Maldeamores (en el que, como te decíamos, se celebrarán los «fin de fiesta» de MUWI tras los conciertos del recinto festivalero) o el Stereo (todos en Marqués de San Nicolás). Para la última (la de verdad), puedes acabar la noche en el Panorama (calle del Norte).

Al día siguiente, si la resaca y/o el sueño te lo permiten, te recomendamos que, en el viaje de vuelta, aproveches para detenerte en poblaciones cercanas como Haro. Tampoco podemos olvidarnos del Museo del Vino de Briones, considerado el mejor del mundo. Cruzando la frontera con Euskadi, tienes otras poblaciones tan ligadas al vino como Laguardia, Elciego y Labastida o todas las demás de la denominada Rioja Alavesa. ¡Buen viaje!

Agradecimientos: Luis Abel Fallas, Edu Anmu y Nacho Sigue Sigue Pop.

Arriba