BI FM

Alejandro Arteche

«Sea por culpa de quien sea, ¡feliz Día Mundial de la Radio!»

Hoy, 13 de febrero, es el Día Mundial de la Radio. Coincidiendo con tal efeméride, que tan de lleno nos toca en bi fm, Alejandro Arteche relata sus pinitos en el mundillo radiofónico, primero como ávido y precoz oyente, después como solvente profesional del medio. Sea por culpa de quien sea, ¡feliz Día Mundial de la Radio!

Un día cualquiera en los estudios de BI FM
Hoy, 13 de febrero, es el Día Mundial de la Radio. Coincidiendo con tal efeméride, que tan de lleno nos toca en bi fm, Alejandro Arteche relata sus pinitos en el mundillo radiofónico, primero como ávido y precoz oyente, después como solvente profesional del medio. Sea por culpa de quien sea, ¡feliz Día Mundial de la Radio!

Había muerto John Lennon. Yo tenía ¿11? ¿12 años? Veía “Aplauso” y “Musical Express“, compraba discos y leía revistas como El Gran Musical (que por aquel entonces todavía era quincenal y en formato periódico como el New Musical Express, Superpop o Vibraciones -sí, lo sé, siempre he sido bastante desconcertante en cuanto definiciones de personalidad y gustos-).

joaquin luqui bifmEn El Gran Musical se organizó un concurso con motivo de la muerte de Lennon (que a mí me importaba un pito porque los Beatles, como que no) y por participar te daban un single del grupo Tacones con una canción dedicada a Lennon, llamada “Requiem final“, donde Joaquín Luqui recitaba un texto sobre el difunto. En el concurso había que hacer una obra plástica dedicada al marido de Yoko Ono.

Pocos días después me presenté en los estudios de Radio Bilbao con mi collage hecho en media hora (yo lo que quería era un disco gratis y punto). Por entonces Radio Bilbao estaba en la trasera del Hotel Carlton y en la escalera había un policía nacional custodiando la entrada. Pasé, entregué en recepción mi “obra de arte” y me dieron el disco. Me quedé un poco pensando y le dije a la recepcionista: “Yo escucho los 40 y de Radio Bilbao escucho El Gran Musical y el programa de miedo Medianoche ¿puedo ver la radio por dentro?“.

Le debí hacer gracia, ya que llamó a alguien y me hicieron un tour por los estudios de onda media. Desde el control me fascinó ver varios platos juntos y la mesa de mezclas. No sé qué programa era, pero sé que estaba dando vueltas el single “Amor mediterráneo” de Bertín Osborne. Di las gracias y me fui a mi casa.

Muchas noches, con la radio escondida debajo de la almohada escuchando “La gran movida“, “Medianoche“, los programas de Mateo Fortuny y sus publicidades cantadas de los vaqueros John, tardes en casa llamando por teléfono a Carlos Arco para votar en la lista de los 40 para elegir al número uno…

juan de pablos banner bifm

En un par de años ya estaba sintonizada Radio 3 en mi habitación y las noches eran de locos intentando descifrar tanto grupo nuevo que sonaba en “Esto no es Hawai“. Los sábados, a la hora de comer, había que hacerlo rápido ya que me esperaban Juan de Pablos, Carlos Tena y Patricia Godes en uno de los mejores programas que he escuchado jamás, “En el aire“, creo que se llamaba.

Al final lo que tenía que ser fue y, sin la mayoría de edad cumplida -y escapándome de clase antes de tiempo los viernes-, me colé en una emisora pirata llamada Txomin Barullo. Allí, desde un destartalado último piso de la Gran Vía, sin haber tocado nunca una mesa de mezclas, me puse al frente de un programa musical con dos platos, una pletina de cassette y un micrófono.

Hace unos años volvió la radio a mí. La maravillosa aventura de Soitu había terminado de manera precipitada y desde bi fm me ofrecieron participar en su programación. Lo que comenzó siendo un podcast temático semanal de 15 minutos para Soitu llamado “Trepidación” (un nombre buscado in extremis porque el proyecto inicial tenía otro título pero lo cambié el día antes de grabar) se transformó en un programa semanal de una hora sobre novedades de rock n roll, country y música negra. Y hasta hoy.

No sé si deberé agradecérselo a John Lennon o a Mark David Chapman, pero gracias a alguno de los dos he conocido controles vetustos, trabajar con platos, revox, cargar con maletas de discos de vinilo y cassettes con maquetas hasta pasar a los ordenadores, el mp3 y los autocontroles, pero sea por culpa de quien sea, ¡feliz Día Mundial de la Radio!

PD: Carlos Arco, Verónica Bretes, Ana Blanco, Ana Arce, Jesús Ordovás, Patricia Godes, Juan de Pablos, Carlos Tena, Roge Blasco, Joaquín Luqui, Pepe Cañaveras, Antonio José Ales… Gracias por educarme.

Arriba