BI FM

Joseba Vegas

Días locos para Nintendo: Del pelotazo de Pokémon Go a la reedición de la mítica NES

El fabricante japonés de videojuegos ha dado el pelotazo gracias a Pikachu y su app de realidad aumentada para móviles, al tiempo que anuncia la vuelta al mercado de su clásica consola de 8-bits, ahora en versión mini y compatible con los televisores de última generación, que incluirá 30 de sus más legendarios títulos a precio reducido. Porque todo avanza, pero todo vuelve, y la nostalgia es un activo muy valioso en estos tiempos modernos 

El fabricante japonés de videojuegos ha dado el pelotazo gracias a Pikachu y su app de realidad aumentada para móviles, al tiempo que anuncia la vuelta al mercado de su clásica consola de 8-bits, ahora en versión mini y compatible con los televisores de última generación, que incluirá 30 de sus más legendarios títulos a precio reducido. Porque todo avanza, pero todo vuelve, y la nostalgia es un activo muy valioso en estos tiempos modernos 


Días locos para Nintendo, el famoso fabricante japonés de videojuegos, que ve no solo cómo da el pelotazo gracias a un título que utiliza las últimas tecnologías, desatando una brutal fiebre a nivel mundial (sí, hablamos de Pokémon Go), sino que también genera una enorme expectación “old school” (reedición de su clásica NES mediante).


Tan fuerte ha pegado la compañía creadora de Super Mario Bros desde el lanzamiento el pasado 6 de julio de la app de realidad aumentada protagonizada por Pikachu, que las acciones de la firma se han revalorizado un 76%, ¡su mayor subida en Bolsa desde que irrumpiera en el parqué de Tokio en 1983! Además, Pokémon Go lidera las descargas en las tiendas de Apple y Google de Estados Unidos desde hace una semana. De hecho, la aplicación solo se ha lanzado oficialmente en EE. UU., Australia y Nueva Zelanda (NOTA: Ya está disponible en Europa, incluyendo España)… por lo que, sí, todos aquellos que andaban a tu alrededor buscando bichos con su smartphone se descargaron el juego tras rebuscar en Internet o instalarse la versión yanqui de App Store. Para que te hagas una idea: actualmente, Google registra más búsquedas con el texto “Pokemon Go” que con la palabra “porno. Y eso que todo el mundo sabe que Internet se inventó para ver cochinadas…


pokemon go_pikachu_2016_bifmPikachu, protagonista de “Pokémon Go” // Nintendo


Pero, en pleno boom de última generación (la mezcla de personajes clásicos y utilidades tan en boga como la geolocalización parece ser la clave del éxito del nuevo Pokémon), con todos los gamers (y adictos a la telefonía móvil) enganchados, van los nipones y hacen público el relanzamiento de su mítica consola de 8-bits, la NES, ahora en versión mini y compatible con todos los televisores de última generación. Las reacciones no se han hecho esperar, ya que el anuncio no solo ha sorprendido a los fanáticos actuales de los videojuegos, sino que también ha tocado la fibra de aquellos que, como el que firma, jugaron compulsivamente con sus consolas durante su infancia y adolescencia (décadas de los 80 y 90) para, llegados a la vida adulta, dejar la afición bastante de lado. Vamos, un ataque en toda regla a la línea de flotación nostálgica.


Así, de la misma manera que Pokémon Go se ha hecho masivo gracias a estar dirigido no solo a los más avezados jugadores, sino también a aquellos que, simplemente, utilizan su celular para pasar el rato (acordaos del hit que supuso “Candy Crush“), tirando, a la vez, de personajes que forman parte super mario_bros_bandera_salto_bifmde la cultura popular, auguramos que, a partir del 11 de noviembre (fecha oficial de su salida al mercado) la Nintendo Classic Mini (que así va a llamarse el artefacto) será todo un éxito de ventas. Y no hablemos ya de cara al mercado navideño…


La nueva NES, del mismo aspecto que la Nintendo Entertainment System original, aunque con menores dimensiones, llegará con 30 juegos incluidos, entre los que, claro, estará el Super Mario Bros., pero también The Legend of Zelda, Donkey Kong, Final Fantasy o Pac-Man (conocido por estos lares como “Comecocos“), entre otros. Alimentada por USB y con conexión HDMI, solo costará unos 60 euros (no conocemos el precio oficial en Europa, aunque sí que en Norteamérica estará en las tiendas por 59,99 dólares), por lo que es indudable que se venderá como rosquillas (o como palos de “selfie“).


Una jugada maestra, sin duda, en una época en la que parece que todo vuelve (los recuerdos de la EGB, el Fiat 500, las peonzas, los tupés de Brandon y Dylan, la precariedad, la Ultraderecha…), al mismo tiempo que todo avanza a velocidad de vértigo. Porque a algunos nos cuesta pillarle el tranquillo a Snapchat, ¡pero ay como haya que desatascar tuberías y comer setas alucinógenas! ¡Vamos, Luigi!



Arriba