BI FM

Locales

El centenario Blanco y Negro de Bilbao La Vieja reabre conservando su esencia “viejuna”

El bar-restaurante Blanco y Negro (Bilbao)

Bilbao recupera uno de los locales históricos de San Francisco. En su carta se mantienen platos clásicos (callos, cachopo, conejo…). De sus paredes cuelgan fotos de “La Palanca”

Lo "viejuno" se lleva, de nuevo
La ciudad recupera uno de los locales históricos de San Francisco, ahora en manos de los responsables de Dando la brasa y Marzana 16. En su carta se mantienen platos clásicos como los callos o el cachopo. De sus paredes cuelga un recorrido fotográfico por la antigua “Palanca”

El histórico bar-restaurante Blanco y Negro acaba de reabrir sus puertas. Desde el número 10 de la calle San Francisco de Bilbao, el establecimiento llevaba atendiendo a vecinos y visitantes desde hace más de 90 años, manteniendo siempre el encanto de una auténtica taberna del pasado y la calidad de la cocina casera de toda la vida. Pero hace poco, sus últimos encargados (los míticos Eloy -tras la barra- y Paquita -a los fogones-) se retiraban tras cuatro décadas de trabajo, lo que hacía temer que el Blanco y Negro desapareciera. O, peor aún, que se reconvirtiera en uno más de esos anodinos establecimientos que se multiplican en el actual mapa hostelero de Bilbao.

Paté casero del Blanco y Negro (Bilbao)

Paté casero (con mermelada de tomate), en el reabierto Blanco y Negro de Bilbao

Sin embargo, los responsable de Dando la brasa y Marzana 16 se han hecho con las riendas del bar-restaurante Blanco y Negro con la intención contraria: mantener ese genuino espíritu de tasca retro y acercarlo a nuevos públicos del Bilbao de hoy en día, esos que ya frecuentan locales cercanos como los dos mencionados, el Peso Neto o el Perro Chico. Para conseguirlo, solo ha sido necesario un leve “lavado de cara”, en el que se han aprovechado al máximo los materiales originales (se ha recuperado el suelo; se ha reaprovechado su antigua cristalera para el botellero); así como una actualización de su “cocina viejuna”, como ellos mismos la califican.

Caracoles a la vizcaína, callos, cachopo, guiso de cordero o conejo con ajo, son solo algunas de las propuestas de antaño que vuelven al Blanco y Negro de hoy (aquí tienes la carta completa); además, confeccionan un delicioso paté casero que sirven con mermelada de tomate (¡pruébalo!). Ofrecen menú del día, carta y raciones, así como de jarras de vermú, entre otras muchas cosas. Como guinda (y como guiño al barrio en el que lleva casi un siglo), de las paredes del nuevo Blanco y Negro cuelgan ahora obras originales de la serie con la que el fotógrafo Jorge Lamas retrató el diverso paisaje humano de Bilbao La Vieja hace una década (recogidas en su libro “La Palanca”). Aunque no es necesario, sí admiten reservas (944 15 37 45). Abren los siete días de la semana de 11:00 a 1am (hasta las 2am los viernes y sábados).

Arriba