BI FM

Música

LISTAS: Los 18 mejores discos vascos de 2018

Belako, disco 2018

Seleccionamos varios de los trabajos que más nos han gustado durante los últimos 12 meses. Hay pop, r&r, indie, electrónica, posthardcore, hard rock, rap…

El camino al Nº1
Buena cosecha la de este año, sí señor. Joseba Vegas, director de BI FM, selecciona varios de los trabajos discográficos que más nos han gustado durante los últimos 12 meses. Hay pop, rock and roll, indie, electrónica, posthardcore, hard rock, rap…

Las listas. Ay, las listas. No sabe uno lo complicadas que son hasta que se pone a confeccionarlas, no ya por elegir, sino por descartar. Y más si el número de referencias a incluir es tan limitado como 18 y el año te ha brindado tantos discos destacables, en tantos estilos musicales diferentes (pop, rock and roll, indie, electrónica, hardcore, hard rock, rap…)

Valga como muestra la ristra de artistas que a punto estuvieron de colarse en nuestra selección de 2018: Bonzos, Madeleine, Maddi, Correos, Mud Candies, The Cherry Boppers, Moonshakers, Green Bananas, Meridian, Dead Bronco, La Niña Hilo, Yellow Big Machine, Kometa, Xabi Bandini, Tom Boyle, General Lee, Aizkorak Zorroztu, Eskean Kristö, Joseba Irazoki eta Lagunak, Frank

En fin, que no están todos los que son, pero sí que son todos los que están. Esperamos que disfrutes de la lista… y, recuerda: En próximas entregas, los mejores libros, discos, películas, series, conciertos… ¡y nuestro superconcurso fin de año, para que tú también puedas meter baza (y ganar grandes premios)! No nos pierdas de vista…

LOS 18 MEJORES DISCOS DE 2018 EN EUSKAL HERRIA

18. MONTE DEL OSO – Cosas que salvar de una casa en peligro (Underhill/Farmway Records)

Disco de Monte del Oso

Indie rock a la vieja usanza: Distorsionado, ruidoso, guitarrero… pero melódico, también, pues no dejamos de hablar de composiciones pop, de esas que te llegan al corazoncito (especialmente, si eres fan de los eternos Dinosaur Jr., los primeros Planetas o los recordados Surfin’ Bichos).

17. OLATZ SALVADOR – Zintzilik (Airaka)

Disco Zintzilik, de Olatz Salvador

Teclista de Skaiketan, la donostiarra se lanzaba en solitario este año con un álbum que sorprende, no solo por la distancia con respecto al sonido de su banda de origen, sino por lo redondo de su resultado, altamente cuidado y lleno de matices.

16. TELMO TRENOR – Heat (Elsa Records)

Telmo Trenor, Heat LP

Tres años después de su sampleado debut, el beatmaker donostiarra nos regalaba una reválida de apariencia más discotequera y funk, refrescante como el helado de portada. Un verano sintetizado, en suma, para poder mover el bullate también en invierno.

15. SERRULLA – ¼ Life (Airaka)

"1/4 Life", álbum de Serrulla

Si el primer disco de Iñigo Serrulla no está más arriba en esta lista no es sino porque (competencia al margen) su debut discográfico deja unas cuantas puertas abiertas que, seguramente, podrá ir traspasando en próximas entregas. Con todo por delante, Serrulla se presenta en sociedad como un jovencísimo y talentoso músico autodidacta con mucho ojo para el pop anglosajón de guitarras y alcance mainstream. Algo así como “el L.A. vasco”.

14. GIANTE – This Is Fine (Cosmic Tentacles)

Giante – This Is Fine (2018)

Alternando inglés y euskara, la banda vitoriana suena altamente convincente, sin fisuras, en su primer disco largo, con 12 cortes que harán las delicias de los amantes del rock más cortante onda At The Drive In. Posthardcore de manual, quizá, pero sin queja posible. Gran carta de presentación.

13. THE SOULBREAKER COMPANY – Sewed With Light (Underground Legends Records)

Álbum de The Soulbreaker Company

Sexto disco, que se dice pronto. Los gasteiztarras ya no tienen nada que demostrar, pero ahí siguen, fieles a un sonido que aúna hard rock, folk, pop y psicodelia. Producido por Tim Green (Six Organs Of Admittance, Sleepy Sun…) en California, suena cerquita de muchos de los clásicos que guardas con mimo en tu colección de vinilos. Un álbum sin sorpresas, pero que mantiene alto el (alto) nivel de la banda.

12. THE OWL PROJECT – Bada (Autoeditado)

The Owl Project - Bada (2018)

Ganadores del concurso para bandas y solistas de Euskal Herria Rockein!, los de Markina-Xemein han sido una de las gratas sorpresas de 2018. Su debut suena tan mancuniano que, desde luego, sorprende su procedencia. Guitarras, sintetizadores y cadencia nos recuerdan a los mejores Stone Roses, Primal Scream, Happy Mondays… o We Are Standard.

11. MIKEL URAKEN – Izaki bizidun berriak (Mise-en-Scène Records)

Izaki Bizidun Berriak, disco de Mikel Uraken (2018)

Tras un anterior disco en solitario que presentaba al músico de Santutxu como cantautor tanto en fondo como en forma, la reválida del ex Loan llegaba, tres años después, ampliando formación (trío) y con un sonido que también se expandía, yendo más allá del folk-rock de “Neguaren ostean”. En “Izaki bizidun berriak” hay mayor pulsión rock, con una tensión netamente postpunk y atmósferas stoner.

10. IZAKI GARDENAK – Denak Oskol (Erraia)

Izaki Gardenak LP

El tercer álbum del quinteto gasteiztarra solo dura 30 minutos, media horita que se hace muy corta, algo no del todo habitual en los discos de folk-rock. Un trabajo con bien de grano (son ocho los cortes) que invita a escuchas continuadas, facilitando el descubrimiento de todos sus matices (con una amplitud más pop, menos country esta vez). Una grabación reconfortante.

9. KOKOSHCA – El mal (Sonido Muchacho)

Kokoshca - El mal

Su disco más amplio en lo sonoro es, también, el más equilibrado de la trayectoria del cuarteto. De regusto agridulce, plasma cierta angustia vital, pero “seguiremos erguidos, seguiremos en pie”, a fin de cuentas. Menos aguerridos que en otras ocasiones, aquí hasta se atreven con los toques latinos y el contoneo de caderas. Y, como siempre, fantástica la alternancia de voces de Amaia e Iñaki, tan diferentes como las tonalidades que adquieren sus letras.

8. EMPTY FILES – Shadows (Winehouse Records)

Empty Files - Shadows

Las “sombras” del título del primer disco largo del bilbaíno Txufo Wilson con Empty Files hacen referencia al sonido del mismo: Oscuro, misterioso, con un reverso que difiere de lo que uno puede apreciar de buenas a primeras. Menos trip-hop de lo que podíamos esperar (y no tan industrial), “Shadows” es perfecto si lo tuyo es el pop electrónico de origen ochentero y ADN apesadumbrado. Y, ojo, que gana en directo.

7. TRAVELLIN’ BROTHERS – 13th Avenue South (Magnolia Records)

Travellin' Brothers, LP (2018)

Una de nuestras bandas más internacionales (por sonido y pegada fuera) se fue hasta Nashville para grabar con el productor Brad Jones y conseguir sonar aún más americana, apoyándose, además, en colaboraciones de lujo como las de Earl Thomas, Alex Schulz o Etta Britt. 10 temas grabados en directo que saben a blues, soul, góspel, swing, folk, jazz… cumpliendo los estándares más altos de calidad “worldwide”.

6. ZABALA – Vik (Mushroom Pillow)

Zabala - Vik (2018)

De Jon Agirrezabalaga, guitarrista de WAS, sabíamos también que era productor (tal y como demostraban la infinidad de discos que han salido de su base de operaciones en los estudios El Tigre de Deusto), pero no nos esperábamos que debutara en solitario con un trabajo tan electrónico como este “Vik”. Cerquita del sonido de John Talabot o Jon Hopkins, la voz de Cris Belako en dos de los cortes pone la guinda. Proyecto a expandir.

5. REVOLTA PERMANENT – Ultravioleta (Gaua Records)

Revolta Permanent - Ultravioleta

Con ocho temas grabados en Euskadi, pero mezclados por sendos ingenieros diferentes en distintos puntos del Estado, los de Barakaldo han crecido una enormidad con su tercer álbum, que, además, vino acompañado de todo un documental. Sonando más eclécticos que nunca, pero con la misma cañera base rap metal de siempre, es el trabajo con el que han terminado de fijar las bases para consolidarse como una de las bandas euskaldunes más potentes.

4. RURAL ZOMBIES – From Home to Hospital St. (Mushroom Pillow)

Rural Zombies - From Home to Hospital St. (2018)

Producida por su paisano de Zestoa Eñaut Gaztañaga (Grises), la segunda entrega de Rural Zombies suena menos electrónica que la de aquel “Bat” que tantas alegrías les reportó en 2015. Apostando más por las atmósferas, buscando un sonido mucho más envolvente y oscuro, han conseguido dar en el blanco, paradójicamente, aunque haya sido a costa de sacrificar su lado más bailable. Disco de transición, seguramente, pero un paso adelante.

3. IZARO – Eason (Autoeditado)

Izaro - Eason

Políglota (euskara, castellano, inglés) y desprejuiciada (su pop lo mismo cuenta con ecos blueseros que se acerca al folk-rock o coquetea con ritmos latinos), Izaro va camino de convertirse en uno de los nombres propios de nuestra escena (si no lo es ya). Y, claro, todo ello sin olvidar sus dotes vocales, el gran atractivo de la de Mallabia. Un disco de desamor que no duele nada de nada y apto para todos los públicos.

2. ATOM RHUMBA – Cosmic Lexicon (El Segell)

Atom Rhumba- Cosmic Lexicon

Siete años después de “Gargantuan Melee”, evidentemente, había ganas. Y las expectativas se superaron gracias a “Cosmic Lexicon”, un disco en el que, por primera vez, Rober! se atrevía a cantar (también) en castellano, mejorando incluso la fórmula, bien conocida: Rock and roll visceral, garaje hipervitaminado, blues sudoroso, punk a degüello… y pop (el de “Tejedor de misterios”, escrita por Nacho Vegas). Si no lo van a poder superar, esperamos que, al menos, no tarden tanto tiempo en volver.

1. BELAKO – Render Me Numb, Trivial Violence (Belako Rekords / El Segell)

Belako - Render Me Numb, Trivial Violence

Pues lo volvieron a hacer. Como con el primer disco y como con el segundo. Con el tercero, también. Lo hicieron hasta con los EPs. Y ahí siguen, en progresión ascendente, con las ideas muy claras y una actitud inquebrantable. En lo sonoro, nuevamente, mezcla de indie rock, synthpop, punk… e incluso dub, post-rock o electrónica minimal, para seguir rindiendo tributo a los clásicos, sin dejar de sonar contemporáneos y frescos. Todo un logro beber de fuentes tan reconocibles y, a la vez, lograr un sonido propio, tan ecléctico como reconocible. Sí, lo volvieron a hacer.

Arriba