BI FM

Noticias

ENTREVISTA: Un día en la vida de Travellin´Brothers

El sexteto vizcaíno se ha encerrado en un estudio noruego durante 8 horas para grabar en directo su nuevo disco en medio de una extensa gira que los ha llevado por medio mundo. El resultado: «One Day in Norway». Alejandro Arteche (Trepidación) ha hablado con ellos para bi fm


El sexteto vizcaíno se ha encerrado en un estudio noruego durante 8 horas para grabar en directo su nuevo disco en medio de una extensa gira que los ha llevado por medio mundo. El resultado: «One Day in Norway». Alejandro Arteche (Trepidación) ha hablado con ellos para bi fm


 

Lo llevan en el nombre. Viajeros incansables y trabajadores natos. Travellin’ Brothers son de esos músicos que, a pesar de llevar un montón de años juntos, siguen disfrutando con la música tanto componiendo, como grabando o tocando. Sí, tocar en directo y hacer giras es muy bonito aunque la realidad sea bien distinta y el viajar sea una paliza, el descansar poco y mal en hoteles algunos buenos y otros no tan buenos, el no poder visitar ni disfrutar de las ciudades donde estás… Todo eso es lo que le ocurre a un músico de gira y, si encima inviertes las pocas horas de descanso que tienes en preparar el siguiente disco y grabarlo, eso solo puede hacerse si realmente estás en este negocio por amor a tu trabajo y no ejerciendo de funcionario con horario de 8 a 3.

 

travellin brothers onedayinnorway bifm«One Day in Norway» (Magnolia Records, 2016), su nuevo LP, se llama así porque precisamente lo que trae el disco es eso, el fruto de un día encerrados en un estudio de grabación noruego. El álbum se publica este viernes, 5 de febrero, cuando justamente se cumplen dos años de la aparición de «Magnolia Route«, un disco que trajo consigo una extensa gira por Europa y Estados Unidos, tocando en muchísimos festivales y proclamándose ganadores del European Blues Challenge (en Bruselas) y finalistas en el International Blues Challenge (celebrado en Memphis). Lo lógico habría sido que al terminar esta agotadora gira se encerraran a componer y preparar nuevo trabajo, pero no. Han venido de viaje con los deberes hechos y con nueva grabación bajo el brazo.

 

No paráis, sois muy prolíficos. Cuando una banda lleva tanto tiempo y tantos discos como vosotros empieza a hacerse perezoso y a ir espaciando más sus grabaciones.

Somos una banda muy productiva e inquieta y lo que nos gusta es tocar. Han sido dos años muy intensos con giras por Europa, por Estados Unidos y España y en el camino hemos aprovechado para ir componiendo canciones nuevas donde sale todo lo que llevas dentro. En la carretera las hemos ido dando forma y aprovechando un viaje a Noruega las grabamos en estudio. Nos encanta tocar y desde el principio tenemos como una necesidad cada año y medio de grabar un disco nuevo. No solo una necesidad creativa y artística sino porque creemos que hay que renovarse y aportar cosas nuevas de cara al público y los programadores de conciertos.

 

Pero no es muy normal con una gira tan extensa como la que tuvisteis aparecer con un nuevo disco tan rápido.

Si hubiese sido un disco como el anterior con una superproducción de estar un mes en el estudio con arreglos y colaboraciones igual nos hubiese hecho falta más tiempo, pero con este disco queríamos transmitir el punto álgido y el momento de dulzura que había atravesado la banda con la presentación de «Magnolia Route» en tantos países. Estamos en un momento de forma optimo y queríamos hacer la grabación en directo, en una toma como las viejas grabaciones y por eso hemos podido hacer esto. Si no habría sido imposible.


Y seguís sin parar. El disco se publica el primer viernes de febrero y un día antes ya estaréis viajando a Polonia para empezar a presentarlo en directo.

¡Somos de Bilbao! Hemos creído que la presentación mundial del disco en Polonia venía muy bien porque es muy internacional. Se ha gestado en nuestros viajes, sobre todo en los viajes a Estados Unidos que nos han marcado mucho a la hora de componer las canciones y queríamos darle un aíre internacional comenzando con 4 fechas en Polonia.


travellin brothers promoseto 2016 bifmTravellin’ Brothers en plena Ruta 61

 

Polonia, Alemania, Suiza, Holanda… Veo el comienzo de vuestra gira pero no aparece Bilbao por ningún sitio.

Hay fechas para Bilbao claro, pero no se puede desvelar todavía. Hay alguna cosa en Bilbao y alrededores. Hay que decir que este año nos vamos a prodigar poco por el país porque tenemos muchas ofertas fuera y así que mejor que la gente no se duerma cuando vea fechas cerca de su localidad pensando que habrá otra más cerca luego porque no va a haber muchas este año por la agenda internacional.

 

No sé si el disco está grabado en Noruega por toda la historia del estudio de grabación (El Juke Joint Studio cuenta con mesas de sonido y más material que perteneció a los estudios de grabación del mítico sello discográfico Stax) o porque os venía bien grabar allí por motivos de agenda durante la gira.

Ha sido una combinación de todo. Buscábamos grabar en directo en una toma y observando un poco lo que había creímos que este estudio  era el que más se acercaba a los que buscábamos. Tiene casi toda la totalidad de material rescatado de Stax, todo eso anterior a nacer nosotros y que tanto admiramos y amamos y como teníamos cerrado con tiempo una fecha en un festival en esa ciudad se daban las condiciones perfectas para hacer una sesión como la que teníamos en mente. El ingeniero está especializado en grabaciones de este tipo sin usar cacharros digitales… Se juntó todo: el formato del disco que íbamos a hacer, que el estudio tenía lo que buscábamos y que llegábamos a la ciudad cuando mas o menos íbamos a tener los temas acabados.

 

¿Y cómo ha sido el plan de trabajo? Estáis de gira sin parar con otro repertorio. Andabais con el tiempo muy justo porque solo disponíais de 8 horas para grabar y hacer un disco en estudio tocando todos a la vez es muy complicado, tiene que ir todo milimetrado y muy ensayado.

Eso es parte del concepto del disco también. ¿Por qué solo seis canciones? ¿Por qué «one day»? Pues porque «one weekend» lo hace cualquiera pero grabarlo todo en un día era el concepto que teníamos desde el principio. También hay que ser realistas y decir que para que en una toma seis canciones funcionen bien estábamos trabajando con unas 10 canciones. Si no hay urgencia no hay presión y si no hay presión no suena como tienen que sonar las cosas. Cuando se puso la fecha estábamos sin huecos pero el que quiere puede y usábamos las pruebas de sonido de los conciertos para trabajar, en los viajes de avión, de furgoneta íbamos hablando… Ha sido un trabajo no muy al uso de como se han hecho los anteriores discos donde todo está muy preparado y haces maquetas… Era una forma de trabajar totalmente diferente donde no puedes fallar. Tienes que hacerlo todo a la primera porque si fallas se borra y se vuelve a empezar. No hay tiempo material pero si te lo pones como una obligación no queda mas remedio que sacarlo adelante.

 

travellin brothers promo2016 live bifm¿Son los Trotamúsicos? ¡No! ¡Son Travellin’ Brothers!

 

Pero esa tensión de la que habláis también le da al disco un cuerpo especial al sonido. Hay discos grabados en directo que están tan perfectamente cuadrados que suenan sin alma, asépticos, como grabados en un quirófano más que en un estudio. Con “One day in Norway” no se nota esa asepsia sino que es un disco que tiene cuerpo.

Los temas no estaban ni muchísimo menos cerrados. Estaba el concepto del tema y lo que hemos querido hacer es como los discos clásicos de sesiones del jazz o blues que hay una línea argumental de la canción y hay que buscar que en ese momento estemos todos inspirados. Queríamos esa magia. Contagiarnos del estudio y el sonido. Era como si tocásemos en un concierto. Grabamos sin cascos, oyéndonos unos a otros como si fuese un concierto y estábamos escuchándonos y soltando nuestras partes incluso dejando finales sin cerrar. No hemos querido disimular nada. Son canciones que no se habían tocado nunca en directo y queríamos que se notase la frescura de cuando tocas una canción entera por primera vez. Primero cerramos la fecha de grabación y luego hemos hecho las canciones. No sabíamos lo que íbamos a grabar. Es trabajar de una forma diferente. No conocíamos al ingeniero, estaba la barrera de la lengua y de su forma de trabajar pero es dejarse guiar y que las canciones te lleven.

 

A mí «Magnolia Route» me parecía un disco perfecto para escuchar a cualquier hora del día, haciendo cosas y teniéndolo de fondo como banda sonora, en cambio «One day in Norway» lo siento nocturno, un disco de club.

Es más retro, sí. Nuestro formato sexteto es de cortas distancias, de local. “Raw” como dicen los americanos. Y eso de alguna forma lo buscábamos. No hemos tenido colaboraciones. Los viajes nos han marcado mucho pero la gira de EEUU y sobre todo Nueva Orleans y Frenchmen Street. Hemos estado allí tocando y viendo conciertos durante una semana 8 horas al día y eso es lo que nos ha contagiado y lo que hemos querido transmitir en este disco.

 

Se os conoce por los diferentes formatos de vuestros directos. Está el formato sexteto que sois los Travellin’ originales pero también habéis tocado como octeto o con formato de Big Band y Coro de Gospell. ¿Vais a seguir funcionando con estos formatos para la nueva gira?

«Magnolia» lo grabamos con big band y coro y la primera intención era tocar en ese formato. Se hicieron una serie de presentaciones así pero luego nos ofrecían cosas en sexteto, octeto, conciertos fuera donde viajar con tanta gente es complicado… Magnolia se compuso para sexteto, luego se hicieron los arreglos y al final lo hemos tocado en sexteto durante casi dos años así que un disco que estaba preparado para girar con formato grande lo hemos tocado más en formato pequeño y éste que es pequeño quien sabe si ahora de repente se hace grande. En europa están empezando a conocer nuestra faceta de Big Band y nos la están reclamando. En Suiza vamos a ir con la Big Band. Este disco nos gustaría más trabajarlo en sexteto porque creemos que es como funciona pero quien sabe.

 

Hablábamos que no tenéis tiempo para nada. No paráis de tocar, en vuestros ratos libres grabáis nuevos discos… y como no tenéis suficiente trabajo os metéis en el jaleo de crear vuestra propia discográfica.

Intentamos dar siempre pasos adelante en todo lo que hacemos. Nuestra relación con Gaztelupeko Hotsak ha sido inmejorable con los cuatro discos anteriores pero sentíamos la necesidad de controlar esta parte. Nos conoce la gente, no tenemos la necesidad de pertenecer a ningún sello, tenemos ya peticiones para licenciar el disco en Europa. Hemos querido hacer la edición a nuestra manera incluyendo un dvd con un documental de toda la gira de Magnolia por América y Europa y vamos a editar el trabajo en cd+dvd y vinilo+cd+dvd. Es un regalo que hemos querido hacer a nuestros fans. En esta época de radiofórmulas es muy difícil ser fan de un grupo como nosotros y queríamos agradecérlselo.

 

 

Arriba