BI FM

Ocio y cultura

“La cultura será terapéutica para una sociedad en situación postraumática”

«Satisfacción» por el programa de 2,5 millones € que el Gobierno Vasco destinará a profesionales de la Cultura afectados por la crisis del coronavirus.

Comunicado de RESET // Eskena
Agentes culturales de Euskadi expresan su «satisfacción» ante el Programa de apoyo a profesionales de la Cultura, anunciado por el Gobierno Vasco y que destinará un total de 2,5 millones de euros en ayudas a profesionales afectados por la crisis del coronavirus Covid-19.

La plataforma «Zuzeneko Arteak RESET Artes en Vivo», que engloba a las asociaciones Musika BulegoaEAB, Eskena, ADDE, Compañías y distribuidoras de Artekale y EZE ha expresado mediante un comunicado su «satisfacción» ante el «Programa de apoyo a profesionales de la Cultura», anunciado por el Gobierno Vasco y que destinará un total de 2,5 millones de euros en ayudas a profesionales afectados por la crisis del coronavirus Covid-19.

Los agentes culturales firmantes estiman que la iniciativa de Lakua «reconoce implícitamente la situación de precariedad e intermitencia que recorre el ejercicio del amplio arco de los profesionales artísticos», por lo que dan la «bienvenida a toda iniciativa en este sentido», aunque, eso sí, urgiendo a «aclarar a la mayor brevedad posible el ámbito profesional beneficiario». En este sentido, estiman que la información actual es «notablemente confusa», por lo que no es posible «distinguir el campo de profesionales incluido del de los excluidos». Así, afirman «desconocer» si el programa acogerá a trabajadores por cuenta ajena dentro del Régimen de Artistas (ahora sin cobertura), «como ha informado el Consejero», o únicamente a trabajadores autónomos, «como han comunicado desde otras fuentes del Departamento», detallan.

Así las cosas, la plataforma agradece este «primer paso», pero estima que se ha de ahondar en «otros dos ámbitos claves para la recuperación», por lo que ha presentado una batería de propuestas que podrían resumirse en dos tipos de medidas:

  • Medidas específicas para las estructuras creativas y las empresas. Ellas son la garantía de futuro y están aún debilitadas desde la crisis del 2008 y sin recursos suficientes para volver con garantías a la nueva normalidad tras un parón que puede ser de meses. Son imprescindibles ayudas especialmente adaptadas a la especificidad de las artes en vivo, a riesgo de colapso de muchas de las pequeñas y medianas empresas del sector.
  • Medidas de estímulo de la actividad escénica. Las artes en vivo, como la cultura en general, tenemos un importante papel simbólico y activador que jugar durante los próximos veinticuatro meses. En otras Comunidades Autónomas se están ideando ya Planes Extraordinarios de reactivación de las artes en vivo, que aquí deberán comprender tanto al Gobierno Vasco como a la Administración Foral y a los ayuntamientos y que puede tener un punto de partida en la próxima temporada de calle este mismo verano, tan pronto como la situación sanitaria lo permita.

En definitiva, señalan los agentes culturales, lo que se necesita para reactivar las artes en vivo es «actividad» frente a una crisis global que ellos esperan «sea un paréntesis que se cierre lo antes posible» tras el cual «reconstruir una gran actividad de cultura y de vida». En esa nueva fase, su labor, consideran, «será terapéutica para una sociedad en situación postraumática».

Arriba