BI FM

Ocio y cultura

Euskadi bebió 675.000 litros de cerveza artesana vasca en 2018

Eligiendo las mejores cervezas artesanas en Beerbao Fest

Hay más de 20 productoras actualmente en activo en Bizkaia, Araba y Gipuzkoa

Imagen de la feria de cerveza artesana Beerbao
Las más de 20 productoras actualmente en activo en Bizkaia, Araba y Gipuzkoa, pusieron en el mercado casi 300 variedades diferentes de cerveza

Pues no, no era una moda pasajera, sino un mercado en auge que nacía para quedarse. Así lo demuestran datos como que las cerveceras artesanas de Euskadi pusieron el pasado año 2018 en el mercado casi 300 tipos de cervezas diferentes. Exactamente, 292 variedades, de las que 125 correspondieron a la gama base y 167, a ediciones especiales. Es solo uno de los significativos datos que recoge el primer informe sobre el estado de la cerveza artesana de Euskadi, promovido por la asociación de productores Euskal Garagardo Elkartea-Basque Beer y con el apoyo del Gobierno Vasco.

De las 22 cerveceras en activo en Bizkaia, Araba y Gipuzkoa, 20 han participado en este estudio, que recoge datos de 2018. Entre esas dos decenas de fabricantes, produjeron más de un millón de litros (exactamente, 1.252.513), registrando un crecimiento del 30% por segundo año consecutivo (en 2016 fueron 700.000 litros). El 54% de esa producción de 2018, es decir, 675.000 litros, se consumió en Euskadi, mientras que un 19% se exportó a países extranjeros (encabezados por Francia, Finlandia, Rusia, Portugal, Reino Unido y Alemania).

Brindis en la feria de cerveza artesana Bask’n Brew 2018

El informe destaca también que 1 de cada 100 cervezas consumidas en el País Vasco en 2018 fueron artesanas y producidas en Euskadi, lo que representa una cuota de mercado del 2,1% al convertir esas unidades en valor: 2,1 euros de cada 100 gastados en cerveza fueron para comprar cervezas vascas artesanas.

El sector de la cerveza artesana en Euskadi «despertó» en 2012, siendo 2014 el año en el que se crearon más cerveceras (7). Desde entonces, ha generado 76 puestos de trabajo directos (sin contar con otras ocupaciones de la cadena de valor: sector agrícola, distribución y venta en el punto final). Se puede decir que, en Euskadi, la cerveza artesana genera 33 veces más empleo por litro producido que la industrial, ya que cada uno de esos trabajadores fabrica de media 16.500 litros anuales (frente a los 550.000 litros de un trabajador del sector de la cerveza industrial). También es interesante reseñar que el 26% de las maltas y el 7% del lúpulo usados, fueron materia prima local, reafirmando el vínculo con el territorio como uno de los pilares del sector. Asimismo, en torno a 12.000 personas participaron en actividades organizadas por las cerveceras en 2018 (visitas guiadas, catas-maridajes, conciertos, talleres…), poniendo de manifiesto que el sector es, además, dinamizador, especialmente en las pequeñas localidades que acogen a algunas de las fábricas.

Arriba