BI FM

Ocio y cultura

Puro teatro (enero): Cómo cerrar definitivamente las heridas del conflicto vasco

"Los otros Gondra"

Reseña sobre la obra protagonizada por Lander Otaola y Cecilia Solaguren. Estará en el Arriaga de Bilbao en enero y en el Principal de Gasteiz en febrero

Lander Otaola como uno de los Gondra
Llega al Arriaga de Bilbao y al Principal de Vitoria-Gasteiz “Los otros Gondra (Relato vasco)”, obra que habla del aquí y el ahora, de cómo podemos convivir en una Euskadi ya sin violencia. La protagonizan Lander Otaola, Cecilia Solaguren y Sonsoles Benedicto

En 2018, el dramaturgo vizcaíno Borja Ortiz de Gondra se alzó con el Premio MAX a la Mejor Autoría Teatral por el guion de “Los Gondra. Una historia vasca”. Aquel texto repasaba los últimos 100 años de la historia de Euskadi a través de (las facciones enfrentadas de) su propia familia o, más bien, de un trasunto de su familia -aunque él mismo aparecía en escena relatando algunos pasajes y dando a entender que lo que se contaba era real, no dejaba de ser una autoficción-. La obra terminaba más o menos hoy en día y con una pregunta lanzada al aire: “¿Podremos perdonar ahora?”.

“Siempre que representábamos esa última escena”, rememora ahora para BI FM Ortiz de Gondra, “pensaba que a la obra le faltaba un cuarto acto. Me decía a mí mismo: He contado cómo hemos llegado aquí después de un siglo de vicisitudes pero no he contado qué pasa ahora”. Fue así como, cada noche tras la función, Ortiz de Gondra fue anotando ideas, esbozando una nueva historia que, con el tiempo, se convertiría en el guion de una especie de “segunda parte” que, en realidad, funciona también independientemente.

"Los otros Gondra (Relato vasco)"

Cartel de «Los otros Gondra»

Así nació “Los otros Gondra (Relato vasco)”, obra que se estrenó en Madrid el año pasado por estas fechas y que para BI FM ha sido una de las mejores de 2019. Ahora llega, por fin, a los escenarios de Euskadi, donde, por cierto, nunca se llegó a representar la primera. El aquí y el ahora; eso es lo que retrata “Los otros Gondra (Relato vasco)”. Una Euskadi ya sin violencia y en la que conviven sensibilidades, ideologías y, sobre todo, pasados, puntos de vista y relatos de todo tipo y condición. Conviven o, en el peor de los casos, aprenden a convivir.

De nuevo, el propio Ortiz de Gondra sale a escena haciendo de sí mismo (llevando el juego de autoficción esta vez a cotas de maestría, pues a la vez otro actor le interpreta en el mismo momento vital). Nos cuenta cómo abandonó Euskadi hace treinta años para irse con el hombre que amaba y cómo ahora vuelve a su pueblo, a Algorta, para recibir un homenaje como el reputado dramaturgo que es. Allí se empeñará en descubrir qué esconde la historia de su familia, a qué se debe que los Gondra se rompieran en bandos irreconciliables, qué es eso que ocurrió y de lo que no le quieren hablar.

Este fresco familiar que pinta en “Los otros Gondra” sirve de perfecta analogía con la sociedad vasca actual: el inquebrantable silencio de la matriarca que no quiere remover el dolor (Sonsoles Benedicto) ante el desconcertado autor que necesita saber (interpretado por Marcial Álvarez, que sustituye en gira a Jesús Noguero), el recuerdo de su hermano amenazado en los años 80 (un Lander Otaola que sabe brillar en un papel con enjundia en el que puede desplegar todo su talento), su combativa prima (Cecilia Solaguren) y la hija adoptiva de esta, una adolescente negra nacida en otro continente pero que es más euskaldun que cualquiera de ellos y a la que todo lo ocurrido en los últimos 40 años le resulta ajeno porque no lo ha vivido (Fenda Drame).

"Los otros Gondra"

El elenco de «Los otros Gondra» (el segundo por la izquierda es Borja Ortiz de Gondra)

El rencor, el dolor enquistado, la memoria y la desmemoria, la necesidad de ser perdonado, la necesidad de pedir perdón… “Los otros Gondra” tiene la complejidad de las grandes obras maestras, esas que pasan a la historia por su capacidad para captar una realidad muy concreta que es, a la vez, universal. Porque el texto de Ortiz de Gondra no solo es sólido, rico y con diálogos para enmarcar, sino que además se permite jugar con el espectador (que nunca sabe qué parte de lo que nos cuenta le pasó a él realmente) e incluso tirar de humor negro puntualmente. Para más inri, lo hace sin resultar autocomplaciente y hasta riéndose de sí mismo. Y, sobre todo, tiene la inteligencia de plantear una mirada crítica al pasado pero alejándose del maniqueísmo que señala culpables con dedo acusatorio. “No podemos pasar página inmediatamente. Ni podemos impedir que se pase página en algún momento”, nos resume Ortiz de Gondra a la vez que rechaza la etiqueta de “teatro político” adelantándose a posibles prejuicios, vengan de donde vengan.

La guinda del pastel de esta obra la pone la dirección de Josep María Mestres, empeñado, como él mismo dice, en que “Los otros Gondra (relato vasco)” sea una función “que hable al oído al espectador” en todo momento (algo que conseguía a la perfección en la recogida sala del Teatro Español de Madrid en la que nosotros la vimos, pero que será el gran reto al que se enfrente ahora en gira en grandes aforos). Mestres se sirve además de una escenografía entre realista y onírica que representa Algorta (y, por extensión, Euskadi), presidida por un gran frontón agrietado, así como de la música original de Iñaki Salvador y las coreografías de Jon Maya (que son las que dan pie a bellos momentos alegóricos que aderezan el guion).

"Los otros Gondra"

Cecilia Solaguren y Lander Otaola, primos en «Los otros Gondra»

“Los historiadores recogen los datos fríos, lo que pasó; el papel de la ficción es hablar de las emociones, de lo que se piensa y se siente desde los diferentes puntos de vista”, diferencia Ortiz de Gondra. Y es por eso por lo que ahora estamos sedientos de obras de ficción como “Patria”, “El comensal”, “Mejor la ausencia”… Lo que estas han representado en el panorama literario, es lo que viene ahora a aportar a la cartelera teatral “Los otros Gondra (Relato vasco)”. Un retrato de todos nosotros, de nuestro momento; para vernos, para mirarnos, para conocernos y reconocernos. Y para ayudarnos a sanar como sociedad.

“Los otros Gondra (Relato vasco)”, de Borja Ortiz de Gondra, protagonizada por Sonsoles Benedicto, Lander Otaola y Cecilia Solaguren, entre otros, se podrá ver en Bilbao (Teatro Arriaga, del 23 a 26 de enero) y Vitoria-Gasteiz (Teatro Principal, 7 de febrero). Borja Ortiz de Gondra presentará el libro con los guiones de «Los Gondra. Una historia vasca» y «Los otros Gondra (Relato vasco)» (Editores Punto de vista) el lunes 20 de enero en el Aula de Cultura de El Correo (Salón El Carmen; Bilbao; 20 h.)

Arriba