BI FM

Ocio y cultura

La violencia contra las mujeres se convierte en “experiencia teatral” en Bilbao

Instalación "Macho Man", en Azkuna Zentroa

Del 3 al 15 de marzo, Azkuna Zantroa acoge la instalación teatral «Macho Man», de Àlex Rigola

Imagen de la instalación teatral "Macho Man"
El afamado dramaturgo Àlex Rigola busca con «Macho Man» nuevas maneras de tomar conciencia sobre esta lacra. Del 3 al 15 de marzo se podrá ver en Azkuna Zantroa

Poner al público cara a cara con la atroz violencia machista. Ese es el demoledor objetivo de la nueva creación del prestigioso dramaturgo Àlex Rigola. Porque su «Macho Man» es uno de esos montajes de lo que se llama «teatro documento» o «verbatim», un género que pone en escena hechos 100% reales y que se ciñe a la estricta literalidad de las historias recreadas a través de documentación fidedigna. En este caso, además, el creador catalán ha ido un paso más allá y ha alumbrado una nueva forma de narrar que fusiona las artes escénicas con las plásticas, con la psicología y con una exhaustiva documentación. Así, ha conseguido crear no una obra de teatro sino una instalación que debe ser transitada por los espectadores (en grupos de seis personas) durante los 55 minutos que dura la (por así llamarla) función.

La intención última de este original «artefacto teatral» es «buscar la empatía con las víctimas de esta lacra», en palabras de Rigola, de una forma directa, cruda y «mostrando la herida abierta». Así lo ha explicado él mismo esta mañana en la presentación del proyecto en Bilbao, donde «Macho Man» (coproducción de Heartbreak Hotel, Titus Andrònic, Temporada Alta, Festival 10 sentidos y Teatros del Canal) se podrá ver del 3 al 15 de marzo (en el atrio de Azkuna Zentroa y en colaboración con el Área de Igualdad del Ayuntamiento de Bilbao y Emakunde, el Instituto Vasco de la Mujer)

La voz de una actriz, también víctima de malos tratos, guía al público por un laberíntico recorrido a través de una docena de habitaciones. Imágenes, textos y audios (seleccionados tras una cuidadosa labor de recopilación contando con el asesoramiento de la psicóloga Alba Alfageme) sirven para que los espectadores vivan «un viaje escénico, experimental y emocional que les remueva y les deje tocados». Lejos de las posibles acusaciones de morbo o frivolización, lo que «Macho Man» busca es que esta lacerante violencia cotidiana no quede relegada como una más de las muchas noticias que pueblan nuestro día a día. Lo que se quiere es, en definitiva, que la gente se sumerja en una «realidad tangible», en la que pueda «vivir» una experiencia profundamente terrorífica, ya que, como decíamos, lo que se muestra es verdad; testimonios, sentencias, datos, conversaciones… Todo es absolutamente real.

La apuesta de sus creadores (la dramaturgia es del propio Rigola junto a Ferran Dordal, Alba Pujol e Irene Vicente Salas) es lograr concienciar sobra la violencia machista en todos sus ámbitos (pareja, sociedad, entorno laboral e, incluso, en el judicial), poner sobre la mesa el problema del machismo extremo que todo lo impregna aún y «activar al público más allá de lo que conseguiría un flyer informativo o un documental», según Rigola. De hecho, «Macho Man» se abrirá a centros escolares para generar diálogos y reflexiones que ayuden a terminar con esta lacra (que es la principal causa de muerte violenta entre las mujeres) a través de la educación. Aún así, sus responsables han advertido de que el contenido de la experiencia puede perturbar al público y no es recomendado para menores de 15 años.

 Àlex Rigola en Azkuna Zentroa Alhóndiga Bilbao

Rigola presentando «Macho Man» en Bilbao, donde se podrá ver en marzo // Azkuna Zentroa

Las entradas para «Macho Man» en Azkuna Zentroa – Alhóndiga Bilbao ya están a la venta por entre 8 y 10 euros en este link. Del 3 al 15 de marzo (salvo los días 8, 9 y 10) habrá varios pases cada tarde. «Macho Man» se realizará solamente en castellano. El proyecto se estrenó el pasado 2019 en los Teatros del Canal de Madrid y se ha podido ver ya en varias ciudades, como Girona o Valencia.

Arriba