BI FM

Ocio y cultura

Puro teatro (febrero): Hipnosis, acoso escolar y pajas mentales

Miguel Noguera actuando

Tres recomendaciones con las que disfrutar este mes en Bilbao: “Mentalismo en el cine”, “Mi pequeño poni” y el espectáculo “de bobadas” de Miguel Noguera

Noguera y sus "ideas estúpidas"
Tres por el precio de una. Así somos en BI FM. Tres recomendaciones de propuestas escénicas con las que disfrutar este mes de febrero en Bilbao. Desde el show “Mentalismo en el cine” hasta la obra teatral “Mi pequeño poni” (con María Adánez y Roberto Enríquez) pasando por un espectáculo “de bobadas” (el “Ultrashow” de Miguel Noguera)

El gran acontecimiento teatral de las últimas semanas ha sido la brutal propuesta que el director belga Jan Fabre presentaba en los madrileños Teatros del Canal el 12 de enero. Una obra de teatro de 24 horas. Así, como lo lees: “Monte Olimpo” era un día ininterrumpido de tragedias griegas encadenadas, de las 19h. de un viernes a las 19h. de un sábado. ¿El objetivo de esta, a priori, salvajada? Recuperar la esencia del teatro catártico, el teatro que de verdad te cambia. Así lo explicaba Fabre: “llevar al espectador a una semivigilia para despojarlo de su máscara analítica e introducirlo en el lenguaje de los sueños”. Pues precisamente ese objetivo de descolocar nuestra capacidad de percepción y poner patas arriba nuestro cerebro es también lo que consigue Miguel Noguera (Gran Canaria, 1979) con “Ultrashow“. Y desde los primeros segundos de la función, sin necesidad de mantenerte horas en la butaca.

Un niño que corre como loco sin dejar de dirigir con una batuta; colgar un cuadro en medio del cristal de una ventana; un hombre golpeando con una maza al grito de “¡¡Que alguien me traiga la puta maza!!”; legiones de niños desubicados preguntando por Camilo José Cela; levantarte de la mesa en medio de la cena excusándote porque tienes que ir a cenar… ¿No es esto entrar en una nueva dimensión surreal? Él no quiere apuntar tan alto, y solo describe su género (porque lo que Miguel Noguera ha hecho en esta década de “Ultrashows” ha sido crear un subgénero teatral propio) como “pajas mentales y pequeñas estupideces”. Pero a nosotros nos gusta más la atinada expresión que acuñó en su día un crítico: “Miguel Noguera es el Ferran Adrià de la risa”. Porque lo suyo son delicatessen del absurdo más desternillante. Palabra. Lo podrás comprobar, gracias a Tracking Bilbao, el 8 de febrero (Bilborock; entradas anticipadas -10 euros-, aquí).

Ultrashow

Noguera, delicatessen del absurdo

Sobre el escenario, él solo. Sin ensayos previos, sin guión, nada más que un folio en mano con “ideas estúpidas” anotadas. A partir de ahí, si te dejas subyugar por su peculiar universo (ese en el que puedes encontrar delfines tirados por el suelo fumando o enanos andando con miedo a que los chuten), pasarás algo más de una hora escuchándole disertar con una absoluta libertad estructural de pensamiento, sin filtro ni corrección política alguna, subvirtiendo el orden lógico de las cosas y las relaciones causa-efecto. Todo lo que se le ocurre es válido, por muy incongruente que pueda parecer. Y digo “parecer” porque, en el fondo, el subgénero “Ultrashows” de Miguel Noguera exige una claridad mental, una lucidez y un dominio del lenguaje excelsos (como ha demostrado también en los cuatro libros “de ideas y bobadas” que lleva publicados). Eso sí, si te cuesta dejarte llevar, casi mejor que te abstengas; probablemente pasarás la función con cara de póker y una sobredosis de desconcierto. ¿Quieres probar un pequeño aperitivo de lo que te espera? Recupera aquí nuestra entrevista con Miguel Noguera en el programa “La Hora Caníbal”.

Y, ya que esta vez hablamos de espectáculos que alteran la capacidad de percepción del espectador, no podemos dejar de recomendarte el otro show que han programado desde Tracking Bilbao al día siguiente (9 de febrero; también en Bilborock; entradas, aquí). Este no lo hemos podido ver (o “vivir”) aún, puesto que será su estreno exclusivo en Euskadi. Pero lo cierto es que promete. Y mucho. “Mentalismo en el cine”, de Pablo Raijenstein, es la función del género de la hipnosis más longeva de la cartelera española (alcanza las cinco temporadas en Madrid) y, ¿cómo definirlo? Mmm… El gran Hitchcock lo hace desde el pasado por nosotros:

La última recomendación desde BI FM este mes es “El pequeño poni” (del 16 al 18 de febrero en el Teatro Campos de Bilbao; entradas, aquí). El joven y siempre interesante Paco Bezerra (con menos de 40 años ha escrito más de una decena de textos teatrales -memorable aquella “Grooming” de 2008- y ha ganado el Premio Nacional de Literatura Dramática), es el autor de un guión inspirado en una noticia real y bien reciente. ¿La recuerdas? En 2014, a un niño de 9 años de Carolina del Norte (EE.UU.) se le prohibió acceder a su colegio si seguía llevando su mochila de la serie “My little pony”. Para la dirección del centro, ese era el único motivo (y detonante) del acoso que sufría por parte de sus compañeros. Un caso de manual de retorcida culpabilización de la víctima.

"El pequeño poni" teatro

María Adánez y Roberto Enríquez en “El pequeño poni”

En “Mi pequeño poni” (con un Roberto Enríquez lleno de matices y una María Adánez quizá algo excesiva en el arrojo de su personaje), vemos cómo los padres de esta criatura se enfrentan al desarrollo del caso a través de una sucesión de diálogos entre ambos en el salón de su casa a lo largo de los días. El acoso escolar, la protección de los hijos, las diferencias en las relaciones de pareja, los prejuicios y, sobre todo, la incapacidad para aceptar al diferente sin juzgarlo, son los temas de esta obra. Aquí no hablamos de un show que te altera la percepción (como los dos anteriores), pero sí de una obra de teatro igualmente estimulante, de esas que también te generan “picores cerebrales” gracias a las numerosas (y espinosas) preguntas que plantea. Muy recomendable.

Arriba