BI FM

Gente de aquí

Tiendas de moda vs. desescalada: visitamos unas cuantas en Bilbao

Le tomamos el pulso a la situación, sensaciones y anhelos de un sector que lo tiene muy difícil para competir en este mundo de problemas y compras globales.

Nerea Landa en su tienda // Mongolia Gunea
Le tomamos el pulso a la situación, sensaciones y anhelos de un sector, el del pequeño comercio, que, como siempre, lo tiene muy difícil a la hora de competir en este mundo de problemas y compras globales.

A unos días de entrar en la Fase 2 del del denominado «Plan para la Transición hacia una nueva normalidad», hemos visitado unas cuantas tiendas de moda de Bilbao, para tomarle el pulso a la situación, sensaciones y anhelos de un sector, el del pequeño comercio, que, como siempre, lo tiene muy difícil a la hora de competir en este mundo de problemas y compras globales.

Aunque podían haber abierto antes, con cita previa, la inmensa mayoría optó por hacerlo el pasado día 11 de mayo, coincidiendo con la entrada en vigor en Euskadi de la Fase 1 del plan de desescalada. Reducción de aforos, medidas de higiene, ayudas, el controvertido tema de las rebajas… son muchos los factores a tener en cuenta y de todos ellos hablamos.

Pasen, lean y, si es es posible, compren. Porque una ciudad sin pequeño comercio es una ciudad muerta. Esa es una de las enseñanzas de esta dichosa crisis del coronavirus, qué duda cabe.

TIENDAS DE MODA VS. DESESCALADA

CRISTINA CENDOYA
SERIE B
Lotería, 2 (Casco Viejo)

Cristina Cendoya

Cris, pertrechada para la desescalada // Serie B

¿Qué tal has llevado el confinamiento a nivel personal?

El confinamiento a nivel personal lo he vivido con actitud positiva. He aprovechado para descansar, que nunca paro y me ha venido bien. Y luego los grandes clásicos de la cuarentena como ordenar la casa, cocinar, hacerme un esguince haciendo ejercicio, ir a una boda en Zoom… Aburrirme no me he aburrido, pero sí que echo mucho de menos la vida en la calle, salir, ver a la cuadri, ir a conciertos… Suma y sigue, que la lista es larga.

¿Cómo te ha afectado a nivel laboral / empresarial?

Esto ha sido un tsunami para el comercio local. En el momento del cierre los comercios que nos dedicamos al textil, habíamos recibido una parte fuerte de la colección de primavera. Durante el confinamiento hemos vendido online, pero no resulta suficiente para hacer frente a los gastos.

¿Habéis solicitado / recibido alguna ayuda? ¿Cómo las valoras?

Hemos recibido ayuda para cubrir costes de personal y eso alivia, pero necesitamos más apoyo. El 25 de abril leí en El País que se reducirán un 40% las ventas en el sector textil y que un cuarto de las empresas desaparecerán. Estas cifras son más que alarmantes.

¿Habéis reabierto? ¿Qué tal los primeros días? ¿Os dan muchos quebraderos las medidas de prevención?

Abrimos el lunes 11 de mayo y la respuesta está siendo mejor de la que esperaba. Estoy muy contenta con las muestras de apoyo y cariño que nos llegan y que, además, vienen acompañadas de venta. Me quito el sombrero, tenemos una clientela maravillosa. En cuanto a las medidas de protección e higiene, la fase más compleja fue la de recopilar la información y ver lo que teníamos que hacer y cómo lo teníamos que hacer. Una vez pasado ese punto es hacer todo lo necesario y dedicar más tiempo a la limpieza y desinfección y no perderle el respeto al virus.

Al final se van a permitir las rebajas. ¿Qué te parece?

No estoy en contra de la prohibición de las rebajas, pero estoy a favor de una regulación a nivel europeo en la que el comercio local no sea el gran perjudicado y que nos permita tener herramientas para jugar en las mismas condiciones, sobre todo en terreno online.

En tu opinión, ¿qué medidas ayudarían al comercio a salir adelante, teniendo en cuenta el contexto?

La propuesta de ayudas planteadas por ahora no resulta suficiente y da la sensación de estar participando en los «Juegos del Hambre», como en la convocatoria de ayudas de Lanbide. El futuro inmediato al que nos vemos abocadas las tiendas es a pedir préstamos para hacer frente a los gastos. Y el endeudamiento no es una solución. Se acaba de presentar el plan Bilbao Aurrera, con el que se va a estimular el consumo y se van a realizar acciones de dinamización de la actividad comercial y de recuperación y mejora de competitividad. Todo suma y espero que resulte un empuje, pero hay mucho por reparar.

LORE BELAZA
BELAZA GALLERY
Plaza Arrikibar, 5 (Indautxu)

 Belaza Gallery

Lore, de vuelta en su tienda // Belaza Gallery

¿Qué tal has llevado el confinamiento a nivel personal?

Ha sido durito. Mucha incertidumbre, miedos, nervios… y también motivación por querer sacar la tienda adelante, la ilusión por conectar con tus clientes… Bueno, montaña rusa total con todo.

¿Cómo te ha afectado a nivel laboral / empresarial? ¿Habéis solicitado / recibido alguna ayuda? ¿Cómo las valoras?

Hemos solicitado ayudas, y algo nos han dado… Pero ni todo lo que prometían, ni todo lo necesario. Siempre poco y tarde, pero todo se agradece. Quienes más nos han ayudado han sido nuestros clientes, familia y amigos. Estamos superagradecidos, la verdad. Da gusto sentir que la gente está ahí, esperándote al otro lado, con ganas.

¿Habéis reabierto? ¿Qué tal los primeros días? ¿Os dan muchos quebraderos las medidas de prevención?

Hemos reabierto, sí. Primero con citas previas, y ahora ya en nuestro horario habitual y como siempre. La gente está viniendo, y comprando, ¡qué gusto! Hay clientes que incluso nos dicen que no necesitan nada pero que quieren comprar por hacer gasto y apoyarnos. Es una maravilla. Nuestras medidas son llevar mascarilla, limpiarnos las manos continuamente y desinfectar superficies, datáfono, pomos, probador y ropa con vapor. Todo lo que está en nuestra mano y continuamente.

Al final se van a permitir las rebajas. ¿Qué te parece?

Me parece que hubiera estado muy bien que regularizaran de una manera que ayude al pequeño comercio, pero en fin… más de lo mismo.

En tu opinión, ¿qué medidas ayudarían al comercio a salir adelante, teniendo en cuenta el contexto?

Deberían ser en la onda de los bonos «Kreo en Ti» o los antiguos «Bono Denda», que incentivan la compra en el pequeño comercio y aportan un dinero extra. Crean ventas, movimiento en tiendas… la regularización de las rebajas, tanto online como físicamente, habría sido la medida estrella, para que los gigantes no puedan hacer lo que les da la gana y tirar los precios mientras que tú no puedes hacer nada de eso, por mucho que intentes sacar el género a un precio justo. Nosotros pagamos todo con el beneficio de los productos y, ahora mismo, llevamos dos meses en los que no tenemos ni para pagar el género. Las rebajas, demasiado pronto y demasiado agresivas, que es lo que va a pasar, para nosotros significa no tener apenas beneficio. Así, a ver cómo afrontamos los gastos.

ALBERTO ETXEBARRIETA
SINPATRON
Carnicería Vieja, 20 (Casco Viejo)

sinpatron

Alberto y Nietszche, el caniche // sinpatron

¿Qué tal has llevado el confinamiento a nivel personal?

Lo más duro fue el tener que alejarse de familia y amigos de un día para otro y pasar dos meses sin verlos. Especialmente difícil si tienes gente cercana con problemas de salud previos, como mi ama. He intentado naturalizar la situación desde el primer día y no caer en la paranoia. Al menos he sido de los afortunados que cada día podía sacar a mi perro aunque fueran 10 minutos.

¿Cómo te ha afectado a nivel laboral / empresarial?

De dos maneras. Una negativa, al estar obligados por responsabilidad a cerrar, con unos gastos que se seguían acumulando sin posibilidad de entrada de dinero y con la dificultad de ingresar ayudas; otra, más positiva, que tiene que ver con que los autónomos vivimos en una espiral de la que a veces es imposible salirse. Ahora he tenido tiempo de parar y distanciarme para poder retomar todo de una manera diferente, con una mirada más limpia, relajada y tranquila.

¿Habéis reabierto? ¿Qué tal los primeros días? ¿Os dan muchos quebraderos las medidas de prevención?

La primera semana opté por hacerlo a puerta cerrada, para organizar la tienda y darle una vuelta, con una nueva imagen. Medidas, pues todas las propuestas en cuanto a distanciamiento, gel hidroalcohólico, mascarillas para aquellos que no tengan… También es verdad que yo estoy acostumbrado a trabajar con cita previa y con los clientes de uno en uno. No hay un flujo como el que puede haber en otras tiendas.

Al final se van a permitir las rebajas. ¿Qué te parece?

Soy empático con aquellos que han acumulado stock y que no han tenido posibilidad de sacarlo durante la temporada, pero en mi caso yo realizo mis rebajas siempre respecto a aquellas prendas que llevan más tiempo en la tienda. Hay una continuidad, no hago rebajas al uso ni «Black Fridays» ni nada de eso. Y así voy a seguir.

En tu opinión, ¿qué medidas ayudarían al comercio a salir adelante, teniendo en cuenta el contexto?

El comercio ya necesitaba un apoyo de antes. Ahora se puede hacer de dos maneras. Por un lado, ayudando a paliar los gastos fijos de las tiendas, siendo un poquito más flexible en cuanto a pagos y aplazamientos. Por otro lado, más social, generando una idea de colectivo o de calles, de zonas (como en mi caso, el Casco Viejo), porque ya se ha visto lo que es un Bilbao vacío y lo que ello significa. Hay que potenciar a la gente del barrio, la gente que aporta al entorno y que lo hace de una manera ética y responsable, lejos del comercio masivo. Me gustaría que se apoyase de manera más directa al comercio local.

NEREA LANDA
MONGOLIA
Calle Aretxaga, 2 (Bilbao la Vieja)

Mongolia Gunea (Bilbao)

La tienda de Nerea // Mongolia Gunea

¿Qué tal has llevado el confinamiento a nivel personal?

En general, bien. Los tres primeros días en estado de shock, pero luego mejor.

¿Cómo te ha afectado a nivel laboral / empresarial?

Ha afectado mucho, no solo estar dos meses sin ingresos. Sino que, aunque ahora hayamos abierto, la afluencia de gente es mucho menor. Por lo que las ventas también se van a ver afectadas en estos próximos meses.

¿Habéis solicitado / recibido alguna ayuda? ¿Cómo las valoras?

Hemos solicitado un crédito, parece que nos lo han concedido, pero de momento no sabemos nada, no hemos recibido el dinero. Ha sido muy complicado solicitarlo. Estás en casa sin recursos como escáner, impresora, documentos etc. Lo de la ayuda a autónomos… es de risa. Ha vuelto a quedar demostrado que estamos vendidos.

¿Habéis reabierto? ¿Qué tal los primeros días? ¿Os dan muchos quebraderos las medidas de prevención?

Sí, muy flojo. Han venido clientes fijos, pero todavía no hay gente haciendo ruta de tiendas. A la entrada de la tienda hay gel, guantes y mascarillas a disposición de los clientes. Hemos quitado las alfombras. Tenemos productos de limpieza válidos para desinfectar. Cada vez que sale un cliente, se limpia todo. El aforo se ha reducido también. La verdad es que es estresante el atender en estas condiciones.

Al final se van a permitir las rebajas. ¿Qué te parece?

Un gran error. Por nuestra parte hemos trasladado una iniciativa estatal para (por lo menos) retrasar las rebajas a agosto. Pero ahí ha quedado todo. Vamos a seguir insistiendo. No decimos que no haya rebajas, pero sí que me parece un buen momento de concienciación. Creo que sería un gran a poyo al comercio local, el hecho de hacer una campaña para retrasar las rebajas.

En tu opinión, ¿qué medidas ayudarían al comercio a salir adelante, teniendo en cuenta el contexto?

1. Cuota de autónomos variable respecto a ingresos. 2. Impuestos de acuerdo a ingresos. 3. Incentivar contratación. 4. Garantizar por parte de las instituciones públicas que parte de los locales bien situados puedan ser para el pequeño comercio. El tema de bonos descuento es una ayuda, pero muy pequeña. Más bien es para la foto…

AINHOA ARTETXE
LA SUITE
Doctor Achúcarro, 1 (Indautxu)

Ainhoa Artetxe (LaSuite)

Ainhoa Artetxe // LaSuite

¿Qué tal has llevado el confinamiento a nivel personal?

Fue un poco shock los primeros tres o cuatro días, aunque después le hemos sacado el lado positivo. Hemos podido estar con los niños toda la familia, algo que no ocurría. He podido estar con ellos y frenar me ha venido muy bien a nivel mental y físico. He reseteado.

¿Cómo te ha afectado a nivel laboral / empresarial?

A nivel empresarial, bastante mal. Dos meses cerrado, como cualquier negocio, pues fatal. Pero, encima, la ropa tiene fecha de caducidad, ya que estamos con la temporada primavera-verano y todo tiene que estar vendido para agosto, antes del cambio de estación. Está también el tema de las rebajas, que suele comenzar en julio… Hemos perdido la temporada, por decirlo de alguna manera.

¿Habéis solicitado / recibido alguna ayuda? ¿Cómo las valoras?

He recibido la ayuda para autónomos de 660 euros y no he tenido que pagar la cuota. Aparte, solicité la ayuda de alquiler y a día de hoy no sé nada de ella. No tengo mucha esperanza al respecto. Creo que harían falta más ayudas.

¿Habéis reabierto? ¿Qué tal los primeros días? ¿Os dan muchos quebraderos las medidas de prevención?

Sí, abrimos el pasado lunes 11. No me puedo quejar porque ha venido bastante gente y, además, sobre todo a través de Instagram, he ido acumulando pedidos. Bastante bien, pero creo que es un espejismo. Tras dos meses de confinamiento la gente tenía ganas de comprar, pero me da que después habrá un bajón. Cada vez que entra alguien limpiamos todas las superficies, el datáfono, etc. Tenemos gel hidroalcohólico en la entrada, plancha de vapor para la ropa y reducción de aforo. Al no ser un establecimiento masivo, no nos cuesta tanto controlarlo. Cuando alguien se prueba algo, dejamos la prenda apartada durante un día.

Al final se van a permitir las rebajas. ¿Qué te parece?

Para nosotros, que haya rebajas en julio es una faena. Nuestros dos meses buenos de la temporada son justo los que hemos estado cerrados. Habría que retrasarlas al menos un mes. Y hacerlo todos, no puede ser que al comercio online se le permita hacer rebajas y al pequeño comercio no, como se pretendía, porque eso ya nos hundiría en la miseria.

En tu opinión, ¿qué medidas ayudarían al comercio a salir adelante, teniendo en cuenta el contexto?

Más allá de las medidas económicas, hace falta concienciar a la gente de que hay que comprar en el comercio local. Si cerramos, las ciudades van a quedar muertas. Ha habido iniciativas en otros países como la de dar 50 euros a cada ciudadano para que lo gaste en los comercios. Esa me parece una buena idea.

— 

NEREA ALONSO
HALOPUNK
Gregorio de la Revilla, 6 (Indautxu)

Halopunk Bilbao

Nerea Alonso // Halopunk

¿Qué tal has llevado el confinamiento a nivel personal?

Bien, al principio; muy bien, al final… y como una montaña rusa entre medias. Han sido casi dos meses y medio encerrada en casa, viviendo sola… y acostumbrada a estar todo el día fuera, comer por ahí y demás. Aunque me ha venido muy bien para descansar, que me hacía falta. Volver a la rutina me ha dado miedo, sobre todo porque conllevaba volver de otra manera, sin saber muy bien cómo.

¿Cómo te ha afectado a nivel laboral / empresarial?

El cambio fue brutal. De trabajar sola en una tienda y llevarla sola a estar en casa encerrada con la tienda cerrada.

¿Habéis solicitado / recibido alguna ayuda? ¿Cómo las valoras?

Un poco caótico el tema de las ayudas. A mí me la denegaron sin pedir ninguna documentación, reclamé, demostré que la actividad se había visto limitada y me la aprobaron enseguida. Tuve que dar a vueltas, pero, una vez se aclaró, se me hizo el ingreso de inmediato, así que ahí no me puedo quejar. La gente que está con ERTE lo está teniendo bastante más difícil. Yo creo que las ayudas son insuficientes, absolutamente. En el caso de los autónomos, te dan casi lo que vas a pagar por autónomos, porque tienes que seguir haciéndolo. Todo te lleva a posponer deuda y posponer deuda y eso te lleva a tener difícil levantar la persiana.

¿Habéis reabierto? ¿Qué tal los primeros días?

Abrimos el lunes 11. Podríamos haberlo hecho antes, con cita previa, y hasta diseñé un plan de acción, tipo asesoría de imagen, algo muy personalizado, pero, viendo un poco el ambiente alrededor, lo desestimé. Además, la gente no quiere ir a una tienda a una hora concreta, ni sentirse comprometida a comprar algo. Y con cita, pues puede darles esa impresión. Así que abrí después, con un aforo de dos personas. La acogida ha sido buenísima y estoy supercontenta. Hay ventas, hay ganas de comprar y veo ganas de apoyar al pequeño comercio, pero también hay mucha incertidumbre. Y arrastramos las deudas que decía antes, así que hay miedo. Pero la respuesta de la gente está siendo buena.

¿Te dan muchos quebraderos las medidas de prevención?

Llevo mascarilla y guantes en la tienda y obligo a echarse gel a la entrada, para que puedan toquetear. Veo a la gente bastante concienciada a la hora de probarse, además. De todas maneras, yo dejo las prendas en cuarentena dos días si alguien se las ha probado. Les echo líquido higienizante y vapor. Lo peor del proceso es tener que manejar tres grupos de ropa: los de cuarentena del día, los del día anterior y los ya disponibles. Eso te destroza el stock y a veces no tengo tallas disponibles, pero entiendo que es una medida necesaria y ser muy responsables con las medidas de higiene.

Al final se van a permitir las rebajas. ¿Qué te parece?

Prohibirlas era un sinsentido. O permitirlas online y no hacerlo en tienda, teniendo así un precio físico y otro en Internet. Eso solo haría que la gente no fuera a las tiendas, que estas murieran, que las calles estuvieran vacías y que el hábito de consumo cambiara. El pequeño comercio, en la ruina, y los barrios sin vida. De manera online tampoco podemos competir con los grandes grupos textiles.

En tu opinión, ¿qué medidas ayudarían al comercio a salir adelante, teniendo en cuenta el contexto?

No estoy segura acerca de cuál sería la medida correcta, la varita mágica. Vamos de la mano del ocio, de la hostelería… a la gente le gusta salir de compras y disfrutar de varias cosas a la vez. Lo que de verdad nos puede ayudar (más allá, por ejemplo, de solucionar el tema de la cuota de autónomos), es que la gente sea consciente y apoye al pequeño comercio, aunque tampoco quiero decirle a nadie dónde tiene que comprar. Entiendo, además, que haya miedo generalizado, tanto entre nosotros como entre los clientes. Hay ERTES, dinero que no llega, empleos en situación más que dudosa… hemos de ponernos en la piel del otro, ser responsables y tener paciencia.

Arriba