BI FM

Placer

Spaghetti alle vongole y cerveza para Chris Robinson

Brotherhood Steam Beer

Espaguetis con almejas en el Coppola y cerveza artesana en Morrocotuda y Singular, plan ideal antes del concierto de Chris Robinson Brotherhood en Bilbao

"Brotherhood Steam Beer", la cerveza que hermana
Un buen plato de espaguetis con almejas, a la manera napolitana, y una buena riada de cerveza artesana se antoja el plan ideal antes de acudir al concierto en Bilbao de Chris Robinson Brotherhood, la formación encabezada por quien fuera frontman de The Black Crowes. Coppola Pizza & Music, Morrocotuda y Singular configuran el trío de ases más indicado en esta ocasión

No cabe duda, hay ganas de ver y de escuchar a Chris Robinson el 7 de marzo en Bilbao, como acredita el hecho de que las entradas puestas a la venta se hayan agotado con un mes y medio de antelación. Eso o al cantante de Georgia, quien ya voló alto a lomos de sus cuervos negros (The Black Crowes), se le queda francamente pequeño el aforo del Kafe Antzokia, donde presentará las canciones de “Barefoot in the Head“, su décima grabación al frente de Brotherhood, un conjunto que incluye al guitarrista Neal Casal. Se trata de un álbum de folk rock y rock americano bien sobrio que tontea puntualmente con la psicodelia, lo atmosférico y el rhythm & blues, y se expande en clave roots. Nada extraño en una banda que no rehuye el blues, el soul, el funk ni el country.

En dicho terreno, el vocalista continúa haciendo gala de una voz para presumir, digna de envidia,y se pone místico a la hora de mandarnos quitar los zapatos. “En estos tiempos de ansiedad y medias verdades queremos que nuestros seguidores sientan que nuestra música es lo más honesta posible y que ésta les ofrezca un sentimiento de libertad, como si estuviesen siempre bailando descalzos”, ha explicado Robinson aludiendo a “Barefoot in the Head“.

CRB

Chris Robinson Brotherhood // Jay Blakesburg

Quienes tengan previsto acudir a contemplarle, a romperse la camisa y el calzado bailando al son que marque, harán bien en acumular energía en las horas previas, pues Chris protagoniza ahora actuaciones que rondan las tres horas de duración y no deja de lado el repertorio de los Black Crowes, con lo cual el sudor está garantizado. Qué mejor que un plato de pasta, fuente de carbohidratos bien conocida por los deportistas y dardo en el centro de la diana en esta ocasión, pues el artista yanqui cuenta entre sus comidas preferidas los espaguetis con almejas que sirven en el restaurante Frankies 457 Spuntino de Brooklyn.

Spaghetti alle vongole” es la denominación precisa de esa receta de origen napolitano que en Bilbao preparan requetebién en Coppola (Barrainkua, 6; 94424 94 63), un club del buen gusto donde Ignacio del Campo ha sabido conjugar dos pasiones, la cocina italiana y la música. Pizza & music es precisamente la coletilla que cuelga del nombre del local, pero se antoja demasiado reduccionista, teniendo en cuenta que su carta incluye almejas, ensaladas, carpaccios, risottos y un amplio apartado de pastas donde fiochis, tortolones, calamaratas, raviolis, panzarottis, spaghettis, tagliatelles, linguinis, tortiglionis, gnocchis y pappardelles se empapan en una quincena de salsas.

Coppola Bilbao

Los “Spaghetti alle vongole” del Coppola // Igor Cubillo

El día del concierto, no obstante, habría que optar por los vongole, por deferencia al rockero y por lo sabrosa que resulta esa equilibrada preparación en la cual la fina pasta se acompaña de tomate, espárrago triguero y almejas. Después ya puede caer una pizza de inspiración musical, como “Verdulera” (a base de tomate, mozzarella, pimiento rojo y verde, calabacín, berenjena, tomate natural, champiñón, reducción de Módena y parmesano) o “Super 8” (tomate y ocho quesos -mozzarella, emmental, pecorino, parmesano, escamorza, tallegio, roquefort, Mahón-), dedicadas ambas a Los Planetas, debilidad del dueño. Y no es mala idea cerrar la comanda con un tiramisú casero servido en vaso, bien cremoso, delicado y sápido.

Coppola Bilbao

“Verdulera” y “Super 8”: Las pizzas del Coppola // Yoana Salvador

El café se puede apurar ojeando la decoración del local, que incluye dos cuadros originales de Santos de Veracruz, el pintor que dibuja en vivo durante las actuaciones de Muchachito Bombo Infierno, así como numerosos afiches de leyendas y delicatessen como Bob Dylan, Neil Young, The Jayhawks, Iggy Pop, Wilco o Robert Johnson.

Restaurante Coppola

La obra de Santos de Veracruz, bien presente en el Coppola

La cocina italiana o italoamericana, no obstante,es solo una de las predilecciones de Chris, quien no se conforma con dominar el recetario del libro “The Frankies Spuntino Kitchen Companion & Kitchen Manual“. Él resulta ser un enamorado de la gastronomía, con gustos desarrollados y realmente fino, que ama los vinos franceses y la antaño revolucionaria cocina del país vecino, en general. Como buen hippy, adora Francia, el estilo de vida de sus provincias y está hecho todo un cocinillas que ha visto un montón de tutoriales de vídeo y consulta a chefs como Sean Brock (Husk Restaurant) cuando le surge alguna duda.

¿Qué plato borda, cuál es la especialidad del chef Chris Robinson? Un pollo de ascendencia francesa que prepara con chalota caramelizada, aceite de oliva, vinagre de vino tinto, sal, pimienta y un toque de salsa de soja. Preparación que a buen seguro aborda escuchando a Jimmy Smith, Dr. Lonnie Smith, Fred McGriff, Big John Patton u otro organista de jazz, su preferencia cuando viste delantal, y bebiendo cerveza, otra de sus pasiones. Por algo la salida a la venta de “Phosphorescent Harvest”, cuarta entrega de Brotherhood, allá por primavera de 2014, se celebró con el lanzamiento de “Brotherhood Steam Beer“, una extra special lager elaborada por Anchor Brewing y “vestida” con un diseño de Alan Forbes.

Retomando el plan bilbaíno, el gusto por la cerveza artesana se puede satisfacer en Morrocotuda (Heros, 14; 94425 63 40), un pequeño bar que comercializa alrededor de 140 birras, varias de ellas ácidas, de estilo sour (La Debauche, All Funked Up, Elegast…), y la mayoría en botella y lata. Jezabel Sendino y José Ramón González son los responsables de un local que se dice especializado también en “producto de pueblo” (concretamente, de Briviesca, Burgos), de donde proceden la morcilla, el chorizo, el salchichón y el queso de oveja que despachan.

Morrocotuda (Bilbao)

Morrocotuda selección de cervezas // Igor Cubillo

Otro templo cervecero de la villa es Singular (Lersundi, 2; 94423 17 43), donde Sabino y Lide Maguregi distribuyen medio centenar de referencias que puedes acompañar con embutidos, quesos, conservas y más conejos que sacan de la chistera para dar de comer sin disponer de cocina. Además, aquí el buen gusto se extiende a la selección musical, que lo mismo incluye “Sunday Buttermilk Waltz”, “Song Of The Flesh” u otra canción de Black Crowes.
Keep on rockin’! Keep on cookin’!

Bar Singular (Bilbao)

La barra del Singular (mientras suenan Black Crowes) // Igor Cubillo

Arriba