BIFM
Locales

¡Vaya pintas! Tu “selfie”, en las Guiness del Residence (Bilbao)

Gracias a una máquina llamada STOUTie, el bar de la calle Barraincua plasmará la imagen que el cliente desee en la espuma de su cerveza.

Selfies en pintas de cerveza // Guiness
Gracias a una máquina llamada STOUTie, el bar de la calle Barraincua plasmará la imagen que el cliente desee en la espuma de su cerveza. Un atractivo extra para la vuelta a la actividad, en plena campaña navideña.

Son tiempos difíciles para la hostelería, qué duda cabe. El sector, que se ha visto especialmente afectado por las restricciones derivadas de la crisis de la COVID-19, acaba de volver a la actividad en Euskadi, tras semanas de cierre total. Desde el pasado sábado, 12 de diciembre, los establecimientos pueden abrir sus terrazas con aforo total, pero el servicio en su interior queda restringido a un máximo del 50%. Además, está prohibido el consumo en barra o de pie, por lo que los clientes solo pueden degustar sus consumiciones sentados en torno a una mesa. Todo ello, antes de las 20:00 horas.

BIFM

Mientras tanto, el gremio sigue pidiendo, si no medidas más favorables (que también), un plan de rescate que salve a miles de empresarios y trabajadores de una situación, en muchos casos «límite». Así lo ve Manu Iturregi, propietario y carismático barman del Residence, en la calle Barraincua de Bilbao.

Su pub, de estilo irlandés, es conocido por su cuidada selección de whiskies, ginebras y cervezas, pero también por lo reducido de su espacio. Así, tras las últimas medidas anunciadas en el BOPV, «su aforo interior es de 12 personas, más otras ocho en terraza». Por ello, Iturregi ha fijado la posibilidad de acudir a su local «con cita previa», reservando a través de redes sociales o por WhatsApp (635727468), dada la alta afluencia de público «en hora punta».

BIFM

Manu Iturregi, en la espuma de una Guiness // Residence

Pero, ¿cómo afrontar un horario de apertura tan reducido, haciéndolo lo más rentable posible, en todos sus tramos? Pues ofreciendo un plus, claro. Ese «algo más» que, en el caso del Residence, en esta campaña navideña, va a ir de la mano de STOUTie, una máquina patentada por la marca de cerveza irlandesa Guiness que, tras ser uno de los grandes reclamos de las visitas a su fábrica, la Guinness Storehouse de Dublín, ha comenzado a pasear por otros lugares de sabor irlandés.

Así, si estás en Bilbao y te apetece una buena cerveza negra personalizada, pásate por el Residence Café en las próximas dos semanas y, tras enviar la imagen que quieras a través de una sencilla app, Manu y compañía te la estamparán en la espuma de tu pinta. Todo ello, «con la máxima garantía», pues la máquina hace el dibujo «con malta de cebada», señala el bigotudo hostelero. Cheers!

Arriba