BIFM
Ocio y cultura

Las películas de junio: Nicolas Cage y el multiverso

«Todo a la vez en todas partes» (Kwan/Scheinert) y «El insoportable peso de un talento descomunal» (Gormican) apuntan a futuras pelis de culto

Nicolas Cage y Pedro Pascal // Lionsgate
Este mes te recomendamos «Todo a la vez en todas partes» (Dan Kwan y Daniel Scheinert, 2022) y «El insoportable peso de un talento descomunal» (Tom Gormican, 2022), dos cintas la mar de interesantes que apuntan a futuras pelis de culto

Nos llena de orgullo y satisfacción la coincidencia en cartel de dos cintas de futuro culto, en un verano dominado por los nietos de los dinosaurios, los pilotos octogenarios y los magos de Marvel que se repiten hasta el infinito cual GIFs de gatitos.

BIFM

Evidentemente, no todo está perdido y aún se pueden rescatar títulos tan notables como «Alcarràs», «Cinco lobitos» o «El sastre de la mafia» en esa jungla en la que sólo destacas si rompes, gritas o salvas el planeta.

Pero, entre tanta testosterona, se han producido dos anomalías, llamémoslas geniales. La primera, «Todo a la vez en todas partes», ya está estrenada. La segunda, con Nicolas Cage (lo cual es garantía de todo lo bueno que ofrece la vida) llega este viernes.

BIFM

Vamos con ellas.

«TODO A LA VEZ EN TODAS PARTES»

La gran sorpresa de la taquilla americana actual es este cruce entre «Matrix», Spike Jonze, Pajares y Esteso y una de karate de serie B (ahora que lo pienso, todas lo son).

Protagonizada por Michelle Yeoh («Tigre y dragón), Jonathan Ke Quan (el crío de «Indiana Jones y el templo maldito», 40 años después) y una genial Jamie Lee Curtis, «Todo a la vez» presenta un multiverso que ríanse de la ya mentada Marvel.

«Todo a la vez en todas partes» // A24

En ella, una inmigrante china se da cuenta de que tiene la capacidad de salvar el mundo y, de paso, su relación con una hija adolescente digamos peculiar. Lógicamente, no tiene clara cuál de las dos opciones resultará más complicada.

Una catarata de situaciones desbordan a un espectador que en ocasiones se siente fascinado por la brillantez de los gags (los dildos, 2001) y en otras saturado por una duración (135′) que a punto está de asesinar un film brillante, juguetón y, en el fondo, tierno. Lo bueno supera con mucho los perdonables derrapes de una cinta excesiva que debe ser vista en versión original para su disfrute pleno.

«EL INSOPORTABLE PESO DE UN TALENTO DESCOMUNAL»

El sueño de media humanidad, Nicolas Cage haciendo de Nicolas Cage en un film rodado en Mallorca, se materializa en esta pieza de metacine vacilona, resacosa y genial, en la que el actor es contratado por un fan loco para animar su cumpleaños millón de euros mediante (como hacían los Rolling Stones en Catar). La cosa se complica cuando un grupo terrorista trata de secuestrar a la hija del President del Gobern catalán y Cage se desboca por completo (no como ahora).

Pedro Pascal y Paco León aseguran habérselo pasado de coña -y se nota- junto a Cage, que continúa regalando cuatro pelis al año, algunas del nivelón de «Mandy» o «Mamá y papá».

En Croacia. Digo Mallorca// Lionsgate

Un divertimento que, sí, termina siendo «una de Nicolas Cage» aunque también mucho más, que convencerá lo mismo al fan de Cage que al cinéfilo del Cineclub FAS, o incluso al que busque un film de acción con doble de tabasco. Volvamos a la versión original: No se sorprendan si al verla doblada la chica a la que se intenta secuestrar es la hija del presidente… mexicano. No vaya a ser que Cage se convierta en el próximo Oriol Junqueras. Por cierto, Mallorca tampoco es Mallorca. Es Croacia.

No me miren así, en el cine todo es mentira. Y lo que no, es croma. Nos vemos en un mes.

Arriba