Ocio y cultura

“¡Ave, osos!” o cómo una pareja gay acogerá al nuevo mesías

"¡Ave, osos!" (teatro)

El Teatro Barakaldo reabre sus puertas el 19 de septiembre con una obra que parte de una loca premisa

No son María y José, son los nuevos padres del mesías
El Teatro Barakaldo reabre sus puertas con una obra que parte de una disparatada premisa: ¿Y si el Todopoderoso, en un intento de acercarse a los nuevos modelos de familia, eligiera a dos ‘osos’ para criar a su enviado en la Tierra?

Dos gays fornidos, velludos y curentañeros reciben un su hogar una visita inesperada. Una paloma les anuncia la llegada del nuevo mesías y les explica que son ellos los elegidos para ejercer de padres. Sí, el Todopoderoso ha decido acercarse a las minorías y a los nuevos modelos de familia; el signo de los tiempos… Con este loco planteamiento arranca “¡Ave, osos!”, la obra de teatro con la que la compañía vasca El mono habitado quiere profundizar, desde la comedia, en el concepto de familia en nuestra sociedad actual trascendiendo los tópicos simplistas. Este montaje, que equilibra diversión y reflexión, ha sido el elegido por el Teatro Barakaldo para reabrir sus puertas al público (el próximo 19 de septiembre), seis meses y una semana después de su cierre por el confinamiento.

Para esta nueva minitemporada recién presentada, que se alargará hasta fin de año, se han programado en total 20 espectáculos. Entre ellos destacan obras como “Las cosas que sé que son verdad”, con Verónica Forqué (26 de septiembre) o el estreno en Euskadi de “Hombres que escriben en habitaciones pequeñas”, fábula de misterio con Secun de la Rosa que ya ha triunfado en la cartelera madrileña (16 de octubre). También se verá por primera vez en un escenario vasco la aclamada “Conservando memoria” (8 de octubre; en este caso en la Sala 2), un homenaje a los abuelos y abuelas que resulta ahora más pertinente que nunca, y que fue una de las propuestas que quedaron canceladas por el confinamiento en la pasada temporada de Barakaldo Antzokia. Lorca será protagonista por partida doble en noviembre, gracias a “A vueltas con Lorca” (recital poético con acompañamiento de piano de Carmelo Gómez; día 14) y a la versión de “Mariana Pineda” protagonizada por Laia Marull (día 21).

La obra de teatro "Conservando memoria"

«Conservando memoria» se podrá ver el 8 de octubre

Habrá, además, teatro en euskera con, por ejemplo, “Fadoak entzuten zituen gizona”, protagonizada por uno de los rostros más conocidos de la escena vasca, Ane Gabarain (a punto de estrenar la esperada serie “Patria”). Asimismo, se ha programado circo, magia, música (Vicente Navarro, John Lee Sanders & The Gospel Messengers…) y danza (Adriana Bilbao o Brodas Bros con “Around the world”, su llamativa mezcla de hip hop y danza aérea con tecnología, láser, mapping…). Eso sí, la cita más especial para el Teatro Barakaldo será la del 30 de noviembre, día en el que la institución celebrará su 30º cumpleaños. Lo hará con el show “Koklea”, de los txalapartaris Oreka TX (entrada con invitación).

De momento, el aforo estará al 60% y cada compra de entradas bloqueará las butacas de alrededor para garantizar la distancia de seguridad. Son sólo dos de las medidas y protocolos de protección frente al coronavirus que se implementarán, en una firme apuesta para que el público vaya, de nuevo, “incorporando la asistencia al teatro a sus hábitos cotidianos con total tranquilidad”, en palabras de los responsables del Teatro Barakaldo. También volverá el cine y las demás actividades habituales, así como el Festival Internacional de Escena Emergente ACT (pospuesto en junio para el próximo noviembre). Las entradas (ya a la venta para los Amigos del teatro) estarán disponibles para el público general el próximo lunes, 7 de septiembre. De los 19 espectáculos cancelados entre marzo y julio por la crisis de la Covid-19, solo uno va a quedar sin reprogramar (debido a la agenda de la propia compañía); los 18 restantes se recuperarán o bien en esta presente minitemporada o en 2021. La intención es paliar, en la medida de lo posible, el gran perjuicio que el parón de medio año ha generado a compañías y agentes culturales sin dejar de programar también nuevas propuestas.

Arriba