BI FM

Ocio y cultura

La película de agosto: Ant-Man y la Avispa

Ant-man

Es verano, hace calor y apetece desconectar. Habiendo helado, ¿quién quiere fabada? Te recomendamos “Ant-Man y la Avispa” y “Ready Player One”.

Fotograma de Ant-Man y la Avispa
Es verano, hace calor y apetece desconectar. Habiendo helado, ¿quién se pone en la cola de la fabada? Te recomendamos “Ant-Man y la Avispa” (en cines) y “Ready Player One” (en casa)

Entiéndanme. Vale que normalmente solemos recomendar “Ciudadano Kane”, pero es verano, hace calor y apetece desconectar. Haneke está muy bien, pero, habiendo helado, ¿quién se pone en la cola de la fabada? Pues eso.

Y, todo este humo, ¿para qué?

Pues para justificar que la película escogida este mes sea “Ant-Man y la Avispa“. Ya ven que hemos madurado. Secuela de Ant-man (tampoco hacían falta estudios superiores para deducirlo), un éxito inesperado para Marvel hace 3 años, que, desahuciados en lo económico, han decidido estirar el chicle hasta el infinito (habrá tercera parte). La pregunta es, si todo tiene tan mala pinta, ¿por qué recomendarla? Por varias razones.

Primero, para nada es tan mala como podría parecer. De hecho, es un film simpático, ligero, hecho para entretener y efervescente, infinitamente menos largo, apelmazado y definitivo que ese mamut titulado “Avengers Civil War”.

Segundo: es casi una serie B (siempre según los cánones yanquis, que gastan 100 millones de dólares en construir una playa, con una de verdad a 15 kilómetros). Nos referimos al espíritu lúdico y juvenil que preside una cinta que homenajea sin sonrojo a “Viaje alucinante” o “El increíble hombre menguante” y “Tarántula” (ambas, de Jack Arnold, la última, con un Clint Eastwood veinteañero -si les va el bizarreo, cácenla-).

Película Ant-Man y la Avispa

Cartel de “Ant-Man y la Avispa”

Tercero: Paul Rudd es un tipo fresco y normal con el que te irías de cañas, no es un cachas ni un millonario cool. Lo agradecemos.

Resumiendo: Cine fantástico y de aventuras del que te fascinaba con 15 años en una tarde lluviosa de sábado. Te limpia, te rejuvenece y te hace olvidar que Pablo Casado y cía existen durante 2 horas. Estoy por volver a verla.

Y EN FORMATO DOMÉSTICO: READY PLAYER ONE

Desde finales de julio tenéis en DVD -y otros soportes digitales- la última de Steven Spielberg (dentro de poco penúltima, porque trabaja al ritmo de Woody Allen: una al año), que no es otra que ese furioso videojuego titulado “Ready Player One“, basado en la novela de Ernest Cline del mismo título.

Ready Player One

Ready Player One, la película

Deberían haberla visto en cine (visualmente es una apisonadora), pero nunca es tarde para recuperar este frenesí de imágenes metidas en la coctelera de un barmar con párkinson y saturada con iconos de los 80: de Chucky a Robocop pasando por “El resplandor” (esa parte justifica la película completa) o el Delorean de “Regreso al futuro”. Y, todo, para hallar las 3 llaves que descifren la clave final. La crítica más miope la acusó de “ruidosa”, pero nosotros acabamos exhaustos de pasarlo bien. Recomendación: Insert coin!

Arriba