Entrevistas

Amateur: La huella de La Buena Vida (y más)

‘Impasse’, su segundo disco, cuenta con colaboraciones de la escena indie y cierta conexión con el Donosti Sound. Hablamos con Mikel Aguirre.

Amateur
«Impasse» es el segundo disco del grupo donostiarra, con varias colaboraciones de la escena indie y cierta conexión con los antiguos trabajos de los embajadores del Donosti Sound. Hablamos con su cantante, Mikel Aguirre

Amateur no son La Buena Vida, pero la huella de la banda que moldeó el indie español en los años 90 y 2000 es profunda. «Impasse» (Mushroom Pillow, 2024), el segundo disco del grupo donostiarra en siete años, testimonia la herencia de aquellos tiempos en muchas de sus canciones al tiempo que perpetúa su clasicismo pop y el buen hacer.

Mikel Aguirre, su principal compositor y cantante, acepta de buen grado la comparación en su charla con BI FM y conecta esta nueva entrega con la gloriosa época orquestal de «Halleluya!» (2001). Junto a Irantzu Valencia, él fue una de las dos voces de LBV. Además, en Amateur también están Cheli Lanzagorta e Iñaki de Lucas, y la mano del pianista Joserra Senperena brilla como en los viejos días.

Con todo, «Impasse» no es un mero ejercicio nostálgico. Hacia el final del LP, compuesto por 10 temas, afirman en «Vendrán días mejores»: «Volverán, vendrá, serán días mejores y distintos / Y será, ya verás, serán días mejores siempre juntos. / Días de esplendor, de reconquistar, días de alegría, días de felicidad». Mikel, Iñaki y Cheli abrigan la esperanza de un futuro mejor y vislumbran una lucecita al final del túnel. «Por supuesto, hay que confiar en que la providencia nos depare cosas buenas y podamos disfrutar de muchos momentos felices, como por ejemplo grabar y publicar Impasse», comentan.

Este es un disco bastante coral, que cuenta con la colaboración de algunas estrellas en el firmamento musical indie y más allá. Isa Cea, de Triángulo de Amor Bizarro, canta en «El huerto provenzal», que a su vez ha contado con la letra de Pedro Gracia Pérez de Viñaspre (más conocido como Havoc). Diego Vasallo, ex Duncan Dhu, también aporta su cavernosa voz en «Duelo sin cumbre» y los hits marca de la casa -que los hay, como el single de adelanto «El marcador»-, se alternan con tramos reposados e introspectivos.

Amateur se está labrando una trayectoria más que respetable con un compromiso artístico incólume y el inevitable recuerdo en la retina de La Buena Vida. Sobre el añorado grupo indie pop, se armó un pequeño revuelo hace un par de años cuando alguien subió a Spotify, sin permiso, los temas de la época del sello Siesta. Fue una ilusión pasajera. Aguirre lanza un mensaje esperanzador a sus seguidores: «Confío en que todas esas grabaciones puedan estar pronto disponibles en las plataformas digitales».

Amateur - "Impasse"

Amateur – «Impasse» (Mushroom Pillow)

«La claridad del mal / aquella noche espectacular / bajo ese cielo repleto de estrellas / en la bahía de San Sebastián». A las primeras de cambio, cae una referencia donostiarra en el álbum. Amateur no puede renegar de sus orígenes.

Nos sentimos muy orgullosos de nuestra preciosa ciudad y del entorno privilegiado en el que tenemos la fortuna de vivir. Por otro lado, la rima cuadraba y nos parecía que incluir esta referencia a Donostia y su bahía era un guiño bonito que ayuda a que quien escuche la canción se sitúe por un momento en un espacio concreto.

En su momento me contasteis que «Debut!» hablaba mucho de la pérdida de Pedro San Martín y de lo que supuso para vosotros La Buena Vida. ¿De qué trataría «Impasse»?

De muchas vivencias y cosas personales que nos han sucedido en estos últimos años. De amor, desamor, esperanza, aceptación, decepción, ilusión. De ausencias y pérdidas. De luz y de sombra. De pasado, de presente y de futuro. Quizá sean las canciones más autobiográficas que hayamos compuesto hasta el momento. Pero creo que es un disco menos nostálgico que el primero, más directo y también más variado en cuanto al tipo de canciones y de letras.

Amateur

La silueta de Amateur

Musicalmente, el álbum es quizás más florido que su antecesor, aunque se mueve en coordenadas parecidas: pop atemporal y adulto, toques dylanianos, canciones bellas y melancólicas…

Sí, contiene composiciones de índole clásico, muy melódicas y con amplio poder evocador. Diría que «Impasse» resulta más luminoso que «Debut!» y quizá también sea más variado en cuanto al tipo de composiciones, ritmos y textos. Estamos muy contentos con la producción, a cargo de Yon Vidaur y el propio grupo. Las canciones suenan de maravilla, son muy dinámicas, y el espectro sonoro y melódico es muy amplio y rico en matices. Pero, al mismo tiempo, es un disco que suena natural, sencillo, nada artificioso ni sobrecargado ni demasiado editado ni arreglado, hay espacio en las canciones, respiran… Y muchas veces parece que son tomas únicas en las que estamos tocando todos juntos simultáneamente ante de un par de micrófonos. Ese era nuestro propósito y creo que lo hemos logrado.

¿Es un trabajo que se ha cocido lentamente en el estudio, sin prisas ni agobios?

Sí, así es. Componer, arreglar y producir un disco como «Impasse» es muy laborioso e intenso, requiere de mucho trabajo, esfuerzo y paciencia. Además, el covid, la pandemia, el confinamiento y todas las restricciones coincidieron con la fase de preproducción y grabación y, lógicamente, ralentizaron un montón el proceso. A pesar de ello, nos organizamos lo mejor que pudimos y fuimos poco a poco, con cariño e ilusión, trabajando y dando forma a las nuevas canciones.

El cierre orquestal de «Los hijos» me lleva a los tiempos de «Hallelujah!» y la melodía y el espíritu de «El huerto provenzal» me recuerdan a una segunda parte de «Un actor mejicano». Supongo que hay momentos en los que aparecen los ecos a La Buena Vida, y más siendo los que sois en el grupo.

Claro. Sin duda, venimos de donde venimos. Los años de La Buena Vida, todo aquel aprendizaje, aquellos discos que grabamos y las vivencias y retos musicales que compartimos están ahí. Nunca hemos tenido la intención de renegar de nada, al revés. Cuando afrontamos un nuevo proyecto siempre existe el propósito consciente de mejora, de evolución, de tratar de hacer las cosas mejor si cabe y de no repetirse, incorporando nuevos pequeños matices que enriquezcan lo que tengamos entre manos, pero sin olvidar ni renunciar a las cosas buenas y bien aprendidas del pasado.

Es curioso que menciones «Hallelujah!», pues considero personalmente que hay lazos importantes que emparentan «Impasse» con ese disco. «Los hijos» es la canción que cierra el álbum, y cuenta con la orquestación ideada fabulosamente por Joserra Senperena, nuestro gran amigo y aliado para estos menesteres desde hace muchos años, y que precisamente se encargó de los arreglos de aquel disco de La Buena Vida. «El huerto provenzal» es quizás la canción más pegadiza del álbum. Es una de esas canciones que nada más escuchar el riff de guitarra inicial ya te atrapa ¡y tiene una especie de energía contagiosa que da subidón! Tanto la instrumentación como la letra de Pedro Gracia quedaron fantásticas, y la guinda del pastel es la colaboración de Isa de Triángulo de Amor Bizarro, con su preciosa voz, alternando estrofas y a dúo conmigo.

Triángulo de Amor Bizarro versionó «Un actor mejicano» de La Buena Vida con motivo del 20 aniversario del sello Mushroom Pillow. ¿Ahí prendió la mecha de la colaboración con Isa?

A Isa y a Triángulo de Amor Bizarro los conocimos hace muchos años, en tiempos de La Buena Vida. Desde el primer momento nos parecieron un grupo muy interesante, que hacen muy buenas canciones y que trasmiten una energía especial. Participaron en el concierto homenaje a Pedro San Martín en el Apolo de Barcelona, interpretando una inigualable versión de «Magnesia». Más recientemente, hicieron esa superversión, que nos encanta, de «Un actor mejicano». Pero realmente su colaboración en «El huerto provenzal» fue cosa de nuestro manager, Mariano Tejera, que sugirió el dueto con Isa. Todo un honor y un placer para nosotros. Nos encanta el resultado, ¡Isa lo borda! cantando así, tan bonito, hace que la canción suene mucho más fresca y redonda.

Amateur

Aguirre y De Lucas, Amateur

«El golpe» fue vuestra carta de presentación en 2017 y es, de largo, el tema más escuchado de Amateur en Spotify con cerca de 250.000 reproducciones. Es un pequeño hit que rompe además con los estándares actuales; para empezar, ¡dura cinco minutos y medio!

¡Sí! Cada vez me salen canciones más largas… pero tiene beat y una melodía enganchona así que creo se aguanta bien. En realidad, «El golpe» es la primera canción de Amateur. Una vieja idea que me rondaba antes de iniciar esta nueva andadura. Se produjo y se grabó casi dos años antes que el resto de «Debut!». De hecho, estilísticamente es diferente al resto de aquel disco, ya que cuenta con ritmos y sintetizadores programados, a diferencia del resto de canciones que son más acústicas. Está inspirada y es un pequeño homenaje a «Nowhere girl» de B-Movie. ¡Nos encanta y siempre tuvo alma de hit!

Por cierto, ¿qué pasó exactamente con aquel extraño episodio en el que alguien subió sin permiso las canciones de La Buena Vida? Y la pregunta que se hacen los fans: ¿algún día se podrá disfrutar de la etapa de Siesta (1992-2002) en la plataforma o mejor olvidarse del tema…?

Aquello fue un visto y no visto. Algo ajeno al grupo que a día de hoy desconocemos quién lo hizo, que no esperábamos y que generó cierto desconcierto. Por una parte, nos hizo muchísima ilusión recibir un montón de llamadas de amigos, fans y tal felicitándonos y alegrándose de por fin poder disfrutar de esas grabaciones. Pero, por otro lado, no podíamos estar de acuerdo con una ilegalidad y fomentar la piratería. Confío en que todas esas grabaciones puedan estar pronto disponibles en las plataformas digitales. Desde luego, esa ha sido, es y será nuestra intención.

Arriba