BI FM

Ocio y cultura

La película de febrero: “Todo el dinero del mundo”

"Todo el dinero del mundo"

Un film de más de dos horas “que no aburre en ningún momento”, incluidas las partes rodadas de nuevo por un Christopher Plummer “descomunal”

Michelle Williams y Mark Wahlberg, los protas
Hace ya lustros que el estreno de “la última de Ridley Scott” no produce efervescencia en el patio de butacas. Pero no huyan, esta es “de las buenas”, un film de más de dos horas que no aburre en ningún momento: al César lo que es del César

Hace ya lustros que el estreno de “la última de Ridley Scott” no produce efervescencia en el patio de butacas. Lejanos ya los tiempos, no ya de “Alien” o “Blade Runner” sino hasta de “Thelma & Louise”, Scott se ha convertido en un viejo zorro (recuerden: es publicista) que rueda sin parar películas aseadas aunque absolutamente funcionariales. Una de cal y otra de arena. Pero no huyan, esta es “de las buenas”, un film de más de dos horas que no aburre en ningún momento: al César lo que es del César (nota: sí, Scott también dirigió “Gladiator”)

Si pasa de los cuarenta, seguro que le suena la historia, aunque sea de rebote, de la familia Getty. Unos tipos que harían parecer a Amancio Ortega un pensionista griego, pero que cumplían con aquella máxima que reza “tan pobre que solo tiene dinero”. Situémonos. Principios de los setenta, el abuelo amasa una fortuna con el petróleo árabe, el hijo se la gasta con los Stones en heroína en Marruecos y el nieto es secuestrado por la mafia calabresa en las afueras de Roma. Hasta aquí, todo muy normal.

"Todo el dinero del mundo"

Charlie Shotwell, el nieto

El problema -y lo que se convierte en el motor de la película- es que el abuelo se niega a pagar rescate alguno aduciendo que, si lo hace, “secuestrarán a todos sus nietos”.

Tras semanas de negociación, los calabreses amputan la oreja del secuestrado y se la mandan por correo a Getty, en una escena que coquetea con el gore y potencia ese aroma que supura el film a aquel cine sensacionalista setentero tan morboso como gratuito.

Pero no se asusten, que Scott, además de dirigir, produce y no se la va a jugar. Tras el affair Kevin Spacey y su sustitución por Christopher Plummer -descomunal, toda la cinta se edifica sobre su actuación- el conjunto es finalmente menos feroz de lo que pueda parecer, vista la truculencia de lo que narra. Asusta más toda la banda de arribistas, abogados y trepas que gravita sobre los Getty que los mafiosos rurales que retrata el film.

"Todo el dinero del mundo"

Christopher Plummer: Silencio, se re-rueda

Una última cosa. Si, como yo, es usted un enfermo del cine, recordarán que en los 90 un veinteañero destacó en las obras de David Lynch. Se llamaba Balthazar Getty, era hijo del secuestrado Paul y llego a protagonizar la película de aventuras “Tormenta blanca”… de Ridley Scott. ¿Hablamos de casualidades?

Y, EN FORMATO DOMÉSTICO… “MOTHER”

A Darren Aronosfky lo respetamos, básicamente, por haber sido hasta hace semanas la pareja de Jennifer Lawrence, protagonista de este film (bueno vale, también nos gusta “Requiem por un sueño”), “Mother“, que aparece estos dias en DVD. La historia de un escritor –Javier Bardem, tan potente y abrasivo como siempre-, huyendo de fantasmas y en busca de su musa, quizá esté contada de forma excesivamente aparatosa y recuerde a “La semilla del diablo”, pero el paseo por el lado oscuro y varios momentos de cine en mayúsculas nos hacen olvidar los excesos -una constante de su director- y quedarnos con lo bueno, que ojo, no es poco.

Traducido: La recomendamos sin sonrojo para todo aquel que huya de lo típico y tópico. Si quieren, nos vemos en un mes (allá cada uno) con “La película de marzo”. Salud.

Arriba