BI FM

Gente de aquí

“Si no se consume en las txosnas, no hay Aste Nagusia, se acaba todo”

Comparseros de Bilbao

Quedamos con tres integrantes de Bilboko Konpartsak para saber más acerca de su labor en unas multitudinarias fiestas que este 2018 cumplen 40 años

Gerar, Ana y Unai // BI FM
Quedamos con tres integrantes de Bilboko Konpartsak, la federación de comparsas que organiza la Semana Grande de Bilbao mano a mano con el Ayuntamiento, para saber más acerca de su labor en unas multitudinarias fiestas que este 2018 cumplen 40 años

Jueves, 16 de agosto. A dos días vista del inicio de Aste Nagusia 2018, el Arenal de Bilbao es un continuo ir y venir de personas, integrantes de las comparsas de fiestas, mayormente, que ultiman los preparativos de las txosnas, las mismas que, durante ocho días, calmarán la sed, el hambre y las ganas de jarana de las miles y miles de personas, locales y foráneas, que pasarán por el recinto festivo.

De lejos parece que todo está listo, que apenas quedarán unos retoques. Pero, según avanzamos entre los tilos, vamos viendo que aún queda mucho trabajo por delante. “Yo tengo pesadillas por las noches con el montaje, porque te preocupas mucho y quieres que para el viernes esté todo hecho. El viernes debería ser el de los detalles, pero hay veces que el txupin del sábado te pilla apretando bridas”, reconoce Unai Garaizar, miembro de Pinpilinpauxa, una de las comparsas pioneras, de las creadas en 1978, coincidiendo con la celebración de la primera Aste Nagusia.

Comparseros de Bilbao

Esperando a Marijaia // BI FM

“In situ pasamos dos semanas y media montando, pero invertimos mes y medio previo organizando todo y antes hay otros seis meses para planificar y coordinarte con Bilboko Konpartsak y con los integrantes de tu propio grupo”, nos desgrana Gerar Pérez, otro veterano comparsero, miembro de Tintigorri, otra agrupación que cumple 40 años este 2018. “El 1 de septiembre de 2017 ya nos reunimos para dar forma al 40º aniversario. No hemos descansado ni un día”, abunda Garaizar.

Con ellos y con Ana Hernández, de Sinkuartel, hemos quedado en la plaza del teatro Arriaga, donde en poco más de 48 horas Marijaia saludará desde el balcón para dar por comenzadas las fiestas. Sí, las número 40 (y no las 41, al no celebrarse como tal en 1980). Están nerviosos, aunque emocionados ante una edición tan especial. “Va a haber muchas sorpresas”, avisan.

¿En qué pensáis que ha mejorado… o qué se ha perdido, con respecto a los inicios de Aste Nagusia, en 1978?

Unai (Pinpilinpauxa): “Yo soy el más joven, llevo menos tiempo, pero creo que cada año hay más gente de fuera. Cada vez hay más turista nacional, más turista internacional… creo que está cogiendo nombre como evento festivo y lúdico para el verano”.

Gerar (Tintigorri): “Se ha perdido cierta frescura. En el 78 era todo improvisación, se iba a salto de mata. Ahora está todo muy estructurado, no vamos a decir que somos profesionales, pero se deja menos lugar a hacer las cosas sobre la marcha. Las fiestas tienen ya una dimensión y un nombre que también te exigen una responsabilidad”.

Unai (Pinpilinpauxa): “También se nota el salto tecnológico. Por ejemplo, ahora pinchamos con ordenador y es todo más cómodo. Antes lo hacíamos con casetes y rebobinábamos con bolis”.

Dentro de las exigencias, trataréis con especial mimo temas como la seguridad o la higiene, cosas que quizá al principio se pasaban más por alto…

Gerar (Tintigorri): “Cuentan los veteranos que cuando se vaciaba el bidón de kalimotxo se encontraban cosas que habían estado ahí, macerando… (risas). Ahora eso es impensable. Es un evento muy potente y todos intentamos mejorar. Se ha perdido ese canalleo que decía antes, pero hay una exigencia por hacer las cosas bien”.

Unai (Pinpilinpauxa): “Los detalles que cuidamos van acorde con las exigencias mínimas de la sociedad, que avanza cada año. Seguridad, sanidad, son muy importantes”.

Gerar (Tintigorri): “E incluso la propia decoración de las txosnas. Es el escaparate de las comparsas y todas se lo curran. Ya no solo destaca esa en la que algún miembro o conocido era un manitas, sino que se cuenta con gente como grafiteros o experta en montar estructuras”.

Semana Grande de Bilbao

Puesta a punto de las txosnas // BI FM

La exigencia también parte del Ayuntamiento, con quien, años más, años menos, parece que hay cierto tira y afloja. ¿Cómo es la relación?

Gerar (Tintigorri): “La impresión desde fuera es que siempre andamos a hostias, pero no es verdad. El 98% de las cosas salen adelante. Hay una comisión mixta que funciona. Eso no quita para que haya encontronazos en temas como el del cine al aire libre en la Plaza del Gas, que no nos han permitido llevarlo a cabo y no sabemos por qué. A veces hay excusas peregrinas que te hacen pensar que hay cosas que no quieren que se hagan… porque no”.

Con las que se liaban antiguamente en la Plaza del Gas…

Unai (Pinpilinpauxa): “Fíjate la que lió Manu Chao… y ahora resulta que no se puede ni montar una pantalla de cine”.

Gerar (Tintigorri): “Es una actividad que ya se realizaba en los primeros años, por lo que tiene algo de nostálgico, como el propio espacio”.

También ha habido desencuentro en el tema de la exposición 40º aniversario que se va a ofrecer en el Euskal Museoa – Museo Vasco…

Gerar (Tintigorri): “Queríamos hacerla de manera conjunta, pero no ha podido ser. Han preferido hacer algo cutre, sin contar con las aportaciones de las comparsas. Pero bueno, realizamos mano a mano cerca de 100 actividades, al final siempre hay una o dos conflictivas”.

Ana (Sinkuartel): “Yo no voy a decir que estamos a hostias, pero sí que hay cierto pulso, un tira y afloja, por decirlo en plan elegante. Yo creo que nos los hemos currado durante muchísimos años y que merecemos que nos dejen hacer”.

Unai (Pinpilinpauxa): “Al final nos tenemos que entender, porque todos buscamos que Aste Nagusia salga lo mejor posible, pero, como en cualquier matrimonio, hay diferencias”.

Semana Grande de Bilbao

Detalles de última hora en Moskotarrak y Altxa Porrue // BI FM

Pero sería impensable, a día de hoy, que esas diferencias llevasen a la no celebración de las fiestas tal y como las conocemos, algo que ya pasó en aquel 1980, ¿no?

Gerar (Tintigorri): “No, aquello no puede volver a pasar. Pero, claro, es normal que haya cierto recelo desde el Ayuntamiento ante la celebración de un acto tan importante y multitudinario como este… el cual no controlan al 100%, sino que hay una panda de personajes como nosotros (risas) que llevan las riendas en muchos aspectos desde hace 40 años. Ya alejaron del recinto festivo los conciertos o el Txikigune, quedando fuera de nuestro alcance. Pero cuenta con que somos unas 3.000 personas que empujan mucho… y que cuidan de muchos aspectos de los que el Ayuntamiento no puede hacerse cargo. No podrían llegar donde nosotros llegamos”.

A la gente que viene de fuera le llama mucho la atención que sean unas fiestas tan populares, tan a pie de calle, con tanta oferta gratuita y tanta implicación de la gente.

Unai (Pinpilinpauxa): “Es que es la esencia de Aste Nagusia, son unas fiestas para el pueblo hechas por el pueblo. En Baiona, por ejemplo, han empezado a cobrar por entrar al recinto festivo. Aquí es impensable, se perdería toda la idiosincrasia de las fiestas”.

Ana (Sinkuartel): “Sería una hecatombe, peor que un apocalipsis zombie, jajaja”.

Comparseros de Bilbao

Gerar, en la txosna de Tintigorri // BI FM

Lo que ya no gusta tanto es algo como el txupin de los últimos años, donde le ha dado a la gente por lanzar harina, huevos y demás…

Gerar (Tintigorri): “Es una costumbre traída de fuera que aquí no tiene ningún sentido. Hay quien cree que es algo típico, pero nada más lejos de la realidad. En Vitoria, por ejemplo, se controla el acceso a la plaza. Aquí lo hemos pedido y el Ayuntamiento dice que no tiene capacidad para hacer eso. Nosotros no somos policía, no estamos para eso, por mucho que se haya realizado esa labor muchas veces. Si el Ayuntamiento no hace nada al respecto y quiere que todo el mundo siga viendo que el txupin es una guarrada, pues adelante”.

Ana (Sinkuartel): “Harina y huevos… como para hacer torrijas de Carnaval, y botellas de gaseosa o champán, de cristal, con lo peligroso que es eso”

Gerar (Tintigorri): “Y luego, encima, se tiran a la ría desde el puente. Decidnos si no es peligroso eso”.

Unai (Pinpilinpauxa): “Y no estaría mal reflexionar acerca de lo que significa comprar comida para tirarla, en plan lúdico. Más allá de la guarrada que es, me parece una falta de respeto a la Humanidad. La comida debería ser sagrada, hay mucha gente que pasa hambre”.

Semana Grande 2018

El Arriaga, tranquilito (de momento) // BI FM

En medio de la charla pasa a saludar Gloria Prieto, otra veterana de otra comparsa pionera como Moskotarrak (que también cumple 40 años este 2018, si bien se fundó justo después de la primera Aste Nagusia, la cual celebraron integrados en la extinta Araba Etxea).

Hola Gloria, estábamos hablando del txupin limpio…

Gloria (Moskotarrak): “Uy, es que vaya asco, de verdad. Ya ni te atreves a llevar a los niños, por la guarrada y lo peligroso que es. Tiran huevos, ketchup, mayonesa… y hasta botellas, no puede ser”.

Ana (Sinkuartel): “Ha disminuido, en parte por nuestra implicación durante muchos años, requisando huevos y demás e informando de que no está bien que se lance nada, pero, como decíamos, nuestra labor no puede ser esa, por mucho que la hayamos llevado a cabo”.

Semana Grande de Bilbao

Todo lleva más montaje del que crees // BI FM

Parece que es, sobre todo, gente muy joven la que ensucia el txupin. También son chavales, sobre todo, quienes acuden a las txosnas con sus propias bebidas, compradas en el súper. ¿Cómo os afecta eso?

Unai (Pinpilinpauxa): “No debería parecernos mal, en principio, porque ya nuestros mayores llevaban de casa la bota de vino cuando iban de romería. Nosotros, quien más quien menos, hemos hecho litros en la calle. Pero sí que es verdad que deberían saber que si no se consume no hay presupuesto y que si no hay presupuesto, no hay fiestas de Bilbao. Así de sencillo. Si no colaboran, se acaba todo”.

Gloria (Moskotarrak):  “Yo, como ama, entiendo que no le puedes estar dando dinero a tus hijos todos los días, pero es que no es solo gente joven, hay gente bien mayor que viene hasta con neveras y botellas de ron”.

Ana (Sinkuartel): “Lo que me sorprende es que los precios de las txosnas son populares, así que por dinero no puede ser. Se ha generado un ritual que choca con la esencia de nuestras fiestas. Hay mucha gente que ya no pulula ni disfruta del recinto como antes”.

Gerar (Tintigorri): “En cada txosna hay un ambiente, una música, una oferta distinta. No sé qué sentido tiene venir con tu bebida y apalancarte durante horas en un mismo punto. Es una forma de entender las fiestas totalmente diferente”.

Unai (Pinpilinpauxa): “Tampoco entiendo lo de no disfrutar del ambiente diurno y del mogollón de eventos que hay a la luz del día. Hay muchas cosas antes de los fuegos artificiales”.

Aste Nagusia 2018

Unai, en la txosna de la Pinpi // BI FM

¿Ha mejorado el ambiente festivo ahora que se dice que tenemos un clima menos crispado, a nivel social?

Gerar (Tintigorri): “El ambiente ha podido ser algo distinto, pero la gente siempre ha tenido ganas de disfrutar de las fiestas”

Unai (Pinpilinpauxa): “Siempre ha habido buen rollo, en general, buen ambiente, caras alegres… fuera el año que fuera”.

Pero, quizá, viene más gente de fuera gracias a ello

Ana (Sinkuartel): “Sí, pero a eso ha contribuido también el cambio climático. Aunque, bueno, la verdad es que siempre llueve (risas). Algunos años hemos tenido que repartir chubasqueros con las bebidas, aunque en los últimos años hemos tenido algunas buenas solanas”.

Viendo todo el curro que conllevan las comparsas… ¿por qué lo hacéis, qué os mueve?

Ana (Sinkuartel): “Nos mueve, aparte de la fiesta, el poder autogestionarnos como colectivo y poder desarrollar nuestra actividad durante el resto del año. No llega, pero sería imposible sin Aste Nagusia”.

Unai (Pinpilinpauxa): “Hay tantas sensibilidades, tanta diversidad, tantos objetivos… que todo el mundo podría ser activo dentro de las comparsas, encontrar su sitio y colaborar con una causa”.

Aste Nagusia 2018

Txosna de Algara Konpartsa, en la calle Bailén // BI FM

Pero hay comparsas y txosnas que están fuera de Bilboko Konpartsak… ¿cualquiera podría tener sitio?

Unai (Pinpilinpauxa): “Fuera del recinto festivo hay otras txosnas, sí, cualquiera puede montar una, pero no es lo mismo hacer esto como voluntario y por y para las fiestas y la gente, que hacerlo en plan negocio, en beneficio propio. Nosotros no cobramos dinero, tenemos unas convicciones personales y el mínimo es trabajar por unas fiestas populares”.

Ana (Sinkuartel): “Todo el mundo tiene cabida, siempre y cuando la manera de funcionar e interactuar con el resto vaya en consonancia con lo que somos”.

Bilboko Konpartsak

Ana, en el ‘backstage’ de Sinkuartel // BI FM

Y, entre las comparsas de Bilboko Konpartsak, ¿hay buen rollo, hay pique, hay competición?

Unai (Pinpilinpauxa): “Todos nos llevamos bien, ¡pero claro que hay competición! De hecho, existen la campana y la mosca, dos reconocimientos a la mejor y peor txosna”.

Ana (Sinkuartel): “Nosotros ganamos la mosca el año pasado (risas). La cosa es que dibujamos un anticristo con la cara de Peter Griffin, que se parece bastante al Sr. Alcalde (risas), como muestra de apoyo a Hontzak, que les habían censurado su decoración tras la denuncia del Obispado, que decía que ‘atentaba contra la libertad religiosa’. Y nada, parece que no le gustó a todo el mundo, jajaja”.

Unai (Pinpilinpauxa): “Si nos tocan a una, nos tocan a todas”.

Semana Grande de Bilbao

Tranquis, que va a haber para todos/as // BI FM

¿Pensáis que calan los mensajes que intentáis transmitir desde las txosnas?

Ana (Sinkuartel): “Sí, por supuesto. Incluso hay gente que se interesa por el colectivo y pide información para entrar a formar parte. Nosotros somos antimilitaristas y son muchos los que se quedan con el mensaje”.

Unai (Pinpilinpauxa): “Las txosnas son sitio para la reivindicación, pero también para la solidaridad. Nosotros llevamos ya 20 años realizando un ‘turno solidario’ por medio del cual donamos a una ONG todo el dinero recaudado uno de los días de fiestas”.

El mensaje en el que todas las comparsas coincidís es el del rechazo a las agresiones machistas. Estáis intentado que eso cale especialmente

Unai (Pinpilinpauxa): “Hay un protocolo inmenso, dependiendo del tipo de agresión. Hemos grabado hasta cuñas informativas en tres idiomas. Cada año estamos aprendiendo cómo acaparar más la atención de la gente”.

Ana (Sinkuartel): “Todo el recinto festivo es un lugar seguro. Si pasa algo en algún punto, nos enteramos todas”.

Bilboko Konpartsak

Ana, con Oskia, de Bizizaleak (izda.) y Esti, de Mekauen // BI FM

Por último… ¿es cierta la leyenda que dice que lo más divertido de las txosnas está en el ‘backstage’?

Unai (Pinpilinpauxa): “Bueno, bueno, es más para descansar que otra cosa, si no, te rompes”.

Pero en la Pinpi tenéis hasta una famosa piscina…

Unai (Pinpilinpauxa): “Jajaja, eso dicen, que es famosa… La verdad es que nadie está a disgusto en el recinto festivo. Hay que aprovechar cualquier momento para disfrutar”

Ana (Sinkuartel): “Para currar disfrutando. Todo lo que pasa en fiestas es pura magia”.

Arriba