BI FM

BIME Live

Vuelve a casa Crystal Fighters, la banda «vasca» de mayor proyección

Los ingleses vuelven a Euskadi, 6 años después de su estreno en una tierra con la que mantienen una especial ligazón, y lo hacen con la vitola de «cabeza de cartel» en un evento tan multitudinario como es el festival BIME. De su trayectoria, de su nuevo estatus de estrellas y de su querencia por lo euskaldun hablamos en las siguientes líneas


Los ingleses vuelven a Euskadi, 6 años después de su estreno en una tierra con la que mantienen una especial ligazón, y lo hacen con la vitola de «cabeza de cartel» en un evento tan multitudinario como es el festival BIME. De su trayectoria, de su nuevo estatus de estrellas y de su querencia por lo euskaldun hablamos en las siguientes líneas


 

La primera vez que vimos a Crystal Fighters en directo fue en el Kafe Antzokia de Bilbao, hace ahora, exactamente, 6 años. A pesar de que no era la banda más esperada de la primera jornada de Bilboloop 2009 (la expectación recaía sobre los galos The Teenagers), sí que fue la gran sorpresa de la velada. Como recuerda Fernando Gómez, codirector del festival (especializado en destapar joyas del underground -francés e inglés, sobre todo-), «su concierto fue una gran fiesta que sorprendió a toda la gente. Pusieron la sala patas arriba y contagiaron a todos los presentes con sus ritmos y actitud. La gente flipó con ellos«.

 

Por aquel entonces el grupo no disponía de ningún disco en el mercado, a excepción de un par de temas publicados en sendos recopilatorios del sello francés Kitsuné (Phoenix, Hot Chip, Klaxons, Two Door Cinema Club…): las anfetamínicas «I Love London» y «Xtatic Truth«. «Sí, así es como llegaron a nuestros oídos«, rememora Gómez. «Nos hablaron de una banda inglesa y de su ‘I Love London’ y la verdad es que nos moló la primera vez que escuchamos ese recopilatorio -se refiere a ‘Kitsuné Maison Compilation 8‘-. A partir de aquí, empezamos a seguir al grupo y a recabar información y, apareció el ‘Xtatic Truth’ -publicado como single posteriormente, aunque ya había sido incluido en ‘Kitsuné Maison Compilation 7‘- y el curioso dato de que su nombre provenía de una ópera escrita e inspirada en el País Vasco por parte de un familiar de una de las chicas que acompañaban a la banda. Tras conocer esa historia y ver que tocaban la txalaparta no hubo duda, teníamos que incorporarlos como fuera al Bilboloop’09«.

 

crystal fighters bilboloop 2009 imanolaldonza bifmCrystal Fighters en Bilboloop 2009 // Imanol Aldonza

 

La historia que rescata el capo de Bilboloop originó en su día un efecto «teléfono escacharrado» que hizo que Sebastian PringleGilbert VierichGraham Dickson fueran tomados por «vascos«, «navarros«, «vascofranceses«, «anglovascos«, «vasco-británicos« o «angloespañoles» durante mucho tiempo, tanto que aún hoy uno puede comprobar cómo, por ejemplo en Wikipedia, la procedencia del combo varía de manera estrepitosa según la versión que se consulte.


 

Cuestionado sobre si el hecho de que se los tomase como una banda «de casa» contribuyó a que fueran tan bien acogidos por estos lares, Félix Suárez, el Jefe del departamento de promoción del sello discográfico [PIAS] Iberia & Latin America, lo tiene claro: «Ciertamente, que pusieran que eran de Barakaldo en su perfil de MySpace -a día de hoy, en Facebook, dicen ser de «Navarre, Spain«- ayudó lo suyo. Algunos periodistas hasta nos preguntaron si hablaban euskera cuando nos pedían entrevistas… Luego ellos han demostrado un conocimiento e interés por nuestra música poco habitual y eso también se agradece y aprecia«. En Bilboloop coinciden, a pesar de que «realmente» conocían «poco» de la cultura euskaldun allá por 2009. Pero sí, «mostraban mucho interés por conocerla y estaban entusiasmados por haber llegado al País Vasco y actuar por primera vez«.

 

crystal fighters euskalpromo 2008 bifmImagen promocional de Crystal Fighters (2008)

 

Lauburus utilizados a modo de iconos en su web, un disco de debut («Star Of Love«, 2010) cuya portada reproducía la imagen de los protagonistas del carnaval de Lantz, videoclips con locuciones en euskara («Follow«) o parte de la letra en castellano («I Love London«), que presentaran su segundo álbum («Cave Rave«, 2013) en las cuevas de Zugarramurdi, que alquilaran una casa en Berango (Bizkaia) «para buscar inspiración» o que asistieran a una fiesta organizada por bi fm en Bilbao, son solo unos cuantos apuntes acerca del apego que le tienen a nuestra tierra estos británicos de pura cepa. Por no hablar, claro, de las mil y una actuaciones que, a estas alturas, nos han brindado en los últimos tiempos, bien en salas (cada vez de mayor aforo), bien en festivales (en prácticamente todos).

 

crystal fighters akelarre bifmEl akelarre de Crystal Fighters en Zugarramurdi

 

En su discográfica no se atreven a hablar de «carrera meteórica«, pero sí que reconocen estar «muy contentos» con la repercusión del grupo, «como demuestran las tres giras presentando ‘Cave Rave’«, apostilla Félix Suárez. Vale, tocar, tocan mucho, pero, ¿cuántos discos puede vender un grupo como Crystal Fighters? Desde [PIAS] no se mojan con datos exactos, más cuando «las cifras físicas siempre son engañosas dado lo raquítico del mercado«, aunque, sí, desvelan que, en el caso de los Fighters, «están bastante por encima de la media«. Desfasadas varas de medir al margen, «en streaming están entre los tres artistas más reproducidos en España del catálogo del sello, además de haberse licenciado canciones para varios anuncios de TV«. Datos a tener en cuenta, sin duda.

 

Pero, ¿es o no es el español el principal mercado del grupo? Desde luego, parece que en ningún otro lugar son tan bien considerados. Suárez difiere. «España es muy importante para ellos, pero también les va muy bien en México, Francia, Alemania, Austria, Polonia, Italia… Si solo funcionaran aquí no se habrían tirado dos años y medio de gira mundial«. Pues también es verdad.

 

crystal fighters promocuevapastel bifmSebastian, Gilbert, Graham y Ellie en 2013

 

Ahora mismo, en espera de noticias que clarifiquen los planes de futuro del combo («nuestros labios están sellados al respecto» -pssssh…-), Crystal Fighters siguen presentando en directo «Cave Rave», ese álbum publicado hace dos años largos. Con sus canciones bajo el brazo ya los hemos visto en lugares como Bilbao BBK Live (ver entrevista), Arenal Sound, Dcode, FIB (donde se dieron un gran baño de masas –aunque se pasaran con la batucada-) o Santander Music, dentro de esa intensa gira comentada líneas más arriba que solo sufrió un parón a finales de 2014, tras la fatal noticia del repentino fallecimiento de Andrea Marongiu, su batería de directo. Su próxima parada es BIME Live, el festival musical enmarcado dentro de las jornadas profesionales BIME cuya tercera edición tendrá lugar el viernes 30 y el sábado 31 de octubre el Bilbao Exhibition Centre (BEC!) de Barakaldo.

 

crystal fighters promo2014x6 bi fmCrystal Fighters con Andrea (primero por la izquierda) en 2014

 

En su nueva visita a Euskadi, a escasa distancia kilométrica de aquel recordado debut en Kafe Antzokia, será un recinto de enormes dimensiones el que acogerá el show del combo, el cual ha recibido el tratamiento de nada más y nada menos que «cabeza de cartel«, situándose al mismo nivel que una banda superventas y ya habituada a llenar por sí sola festivales y arenas como Imagine Dragons. Una distinción, la de «headliner«, entendible si nos atenemos a lo crystal fighters donostia vertical bifmque venimos relatando, aunque sorprendente si nos fijamos en el resto de nombres que integran la programación del festival: Stereophonics (con un recién conseguido sexto Nº1 en la lista de álbumes UK), Los Planetas, el ex The Verve Richard Ashcroft, !!! (Chk Chk Chk) presentando nuevo trabajo, los omnipresentes y exitosos Supersubmarina (¿queda alguien que aún no los haya visto en directo?), los ingleses Everything Everything, los noruegos Kakkmaddafakka

 

Así las cosas, y viéndolas en perspectiva, nos preguntamos: ¿Han terminado de explotar, definitivamente? ¿Podemos ya considerarlos masivos? ¿Venderán ellos, por sí solos, muchos de los tickets de un evento cuya asistencia se contará por miles? ¿Se apunta un tanto el festival al destacar en grandes letras a una banda «de moda» y con tirón entre el público más joven? ¿O es que quizá falló la «opción A«? ¿Seguirán otros festivales estatales la tendencia y colocarán al grupo en lo más alto de su cartel? ¿Y fuera de España?

 

Para algunas preguntas tenemos respuesta, para otras podríamos establecer alguna teoría al respecto y para alguna más habrá que esperar un tiempo. De momento, hasta el próximo fin de semana, cuando volveremos a recibir, «en casa«, a Crystal Fighters: la banda «vasca» de mayor proyección.

 

crystal fighters lollapalooza 2015 berlin bifm

 

 

Arriba