BI FM

Entrevistas

La Bien Querida: “Me para gente por la calle, no me había pasado nunca”

La Bien Querida

Poco a poco, la bilbaína Ana Fernández-Villaverde se ha ido labrando una sólida carrera musical. Presentará «Brujería» en MAZ Basauri, el 20 de marzo.

La Bien Querida // Alfredo Arias
Poco a poco, «como una hormiguita», la bilbaína Ana Fernández-Villaverde se ha ido labrando una sólida carrera musical que no muchos podían vislumbrar cuando debutó, casi por casualidad, una década atrás. En plena progresión ascendente, presentará «Brujería» en MAZ Basauri el próximo 20 de marzo.

Hace diez años que La Bien Querida debutaba con «Romancero», un primer álbum tan solo precedido por una maqueta y un puñado de conciertos. Una carrera musical que podía parecer una efímera aventura artística para la bilbaína, hasta entonces más conocida por sus dotes pictóricas que por sus inquietudes melómanas. Pero, según cuenta la leyenda, J de Los Planetas le animó a dar el paso y… lo demás ya lo conoces.

Cinco discos después, «Labienque» se encuentra en un magnífico estado de forma, coincidente con el lanzamiento de «Brujería», su más reciente trabajo (y uno de los discos destacados de 2019 para BI FM). Un álbum conceptual ideado casi como un libro de hechizos en el que se habla, como pocas veces, del amor y sus daños colaterales.

La Bien Querida // Alfredo Arias

Una grabación que, unida a su anterior obra, «Fuego», ha elevado a la cantante al momento más alto de su trayectoria, como buena muestra da su agenda de conciertos, más abarrotada que nunca. Estará en MAZ Basauri el próximo viernes 20 de marzo y, antes de eso, hemos querido hablar con ella.

De gira con banda, aunque, actualmente, en un pequeño impás acústico justo antes de regresar en MAZ Basauri con todo el grupo. ¿Cómo son los conciertos de esta gira?

Estamos haciendo las canciones de «Brujería», en la primera parte de los conciertos, para después desgranar algunas de las canciones más representativas de mis 10 años de carrera.

Una década desde tu debut… y, para muchos, con tu mejor disco.

Yo me he quedado muy contenta con «Brujería». Los trabajos míos que más repercusión han tenido han sido los dos últimos; «Fuego», que es donde estaban «Dinamita» y «Los jardines de marzo», que son mis canciones más escuchadas; y luego este último. Feliz, porque es un gran logro.

Al final, sería una trayectoria ascendente, porque irrumpiste un poco como por casualidad, podría haber parecido anecdótico o puntual aquel «Romancero», pero no has parado desde entonces y, lo dicho, en progresión.

Poquito a poco, como una hormiguita, como soy yo, con trabajo, haberme podido mantener y ganar público con cada disco hace que pueda considerar que tengo una trayectoria, una carrera consolidada. No he pegado ningún pelotazo, pero ahí estoy.

¿Has notado, además, que estos dos últimos álbumes te han podido abrir a un público más amplio, diferente, quizá?

Sí, lo he notado. Gente más joven, quizá. Y voy por la calle por Madrid y hay gente que me para. Esto es algo que no me había pasado nunca.

Pues dicen que la gente joven no compra discos, que no aprecia el formato físico y, es más, que ni siquiera valora en demasía el concepto de álbum. «Brujería» es un disco conceptual que vale más en su integridad. Incluyo ahí el diseño gráfico y las fotos del vinilo.

Sí, yo quería cuidar mucho el diseño y el concepto. Mario Rivière, el diseñador, se lo curró un montón con la temática esotérica que yo quería darle al trabajo. Soy de la vieja escuela y he obligado un poco a los fans a hacerlo a mi manera, aunque respeto mucho que ahora sea tendencia ir sacando temas sueltos, singles, como hacen todo el rato los cantantes de trap.

La Bien Querida en la portada de «Brujería» // Elefant Records

En el LP no te has ido al trap, aunque sí que has contado con colaboradores jóvenes. Hay una mezcla entre los veteranos del indie (cantan contigo J de Los Planetas y David Rodríguez de Beef) y los nuevos talentos (Diego Ibáñez de Carolina Durante canta en «¿Qué?», mientras que el productor es Carlos René, de Axolotes Mexicanos).

He mezclado, sí, es lo bonito de la música. Al final, somos todos amigos y no miro si son jóvenes o mayores. Yo adoro a Robe Iniesta de Extremoduro y me daría igual si tiene 101 años, estaría encantada de poder trabajar con él. En la música, en las artes, gente muy diversa se puede juntar y hacer algo chulo.

No sé si te veremos algún día coquetear con el rock urbano… o con el trap, con todo esto que dices.

Me gusta todo y estoy abierta a cualquier género. De hecho, no lo puedo aún contar, pero estoy pensando en una cosa con un productor así muy top muy top para una canción muy especial.

Bueno, ya te vimos por ejemplo colaborando con el DJ y productor de música electrónica Vitalic…

Eso es. El asunto es no aburrirme a mí misma y buscar cosas nuevas.

Una de las novedades más importantes de tu vida ha tenido lugar durante esta última década. ¿En qué te ha cambiado ser madre? Artísticamente, quiero decir.

En las giras todo es distinto, claro, ahora tengo que buscarme la vida y que la niña se quede con uno o con otro, pero también viene conmigo a algunas actuaciones. La conciliación es difícil en esta profesión, así que no sé muy bien cómo lo haré este año, en el que tengo más conciertos que nunca. Habrá que organizarse. Ella ya estuvo con dos meses en el Primavera Sound, así que está acostumbrada.

Le cantas mucho al amor, pero no tanto al amor de madre.

No, no, yo me centro en el amor de pareja, en el amor pasional. Básicamente.

Has llegado a decir 48 veces «te quiero» en la canción del mismo nombre. ¿Esto fue premeditado?

Qué va, no tengo tanto control sobre la dirección de las canciones. Voy buscando algo… y salen.

Pues puede parecer sencillo decir algo como eso, pero hay a quien le da pudor. Las bandas que se pasan del inglés al castellano siempre dicen que es fácil decir «I love you», pero no «te quiero». Que cuesta ser tan explícito.

Yo siempre me he fijado en artistas clásicos, en compositores como Manuel Alejandro, con mensajes directos, sin metáforas, letras sencillas. El propio Robe Iniesta, que viste las canciones muy rockeras, pero las letras son muy románticas.

Un Robe Iniesta que vive en Bizkaia… de donde eres tú, pero donde, tradicionalmente, ha costado verte en directo.

Sí, no me han llamado tanto como de otros lugares, así que estoy muy contenta con esta gira. Con el disco anterior creo que no pude venir.

Hace unos días, Second, que llenan en todos sitios, lo hicieron en Bilbao por primera vez en sus más de 20 años de carrera. Hay casos y casos, pero parece que cuesta que cale por estas latitudes eso del indie pop…

Sí cuesta, sí. Yo ahora estoy en ese buen momento que decía antes y lo veo diferente, pero ha sido poco a poco.

La Bien Querida, en MAZ Basauri 2020

Nos vemos el día 20 en Basauri, Ana. Además, con Hidrogenesse compartiendo escenario.

¡Sí! Muchas ganas, espero veros a todos en el MAZ.

Arriba