Ocio y cultura

LISTAS: Las mejores obras de teatro de 2020

Aunque los teatros han pasado tres meses cerrados, el año nos deja una estimable cosecha. Esta es nuestra selección.

"Conservando memoria" // Clara Larrea
Aunque los teatros han pasado tres meses cerrados, este año nos deja una estimable cosecha en la que, eso sí, echaréis en falta más propuestas venidas de fuera de Euskadi (que se han dejado ver menos por aquí dadas las limitaciones a la movilidad). Esta es nuestra selección.

Las artes escénicas han sido una de las grandes damnificadas por la pandemia, al requerir de la presencia física de público como condición sine qua non para que exista el hecho teatral. Por suerte, nuestros/as creadores/as y los espacios que los acogen fueron los primeros en ponerse las pilas tras el confinamiento (e incluso durante el encierro, inventándose eso del ‘teatro confinado’) para ofrecernos experiencias culturales seguras en vivo. Por eso, vaya aquí nuestra felicitación a cualquiera que haya aportado un granito de arena a que la escena teatral no haya quedado barrida en este 2020.

De entre los casi 90 montajes que hemos podido ver, citamos a continuación los 10 más destacados en un listado que, como no podía ser de otra forma, incluye más propuestas locales que nunca, al haber estado limitada la movilidad tanto de las compañías para venir a Euskadi como de servidor para salir a ver teatro fuera de Bizkaia. En más de la mitad de las obras elegidas se repiten dos grandes temas: la recuperación de la memoria o la reivindicación del papel de la mujer. De hecho, dos títulos combinan ambos.

Dejamos fuera de nuestro ranking cuatro joyas que merecerían también su hueco por derecho propio. Dos las obviamos porque, aunque volvieron en 2020, ya se habían colado en nuestros listados en años anteriores: «Los otros Gondra (relato vasco)» de Borja Ortiz de Gondra, y «Hoy, última función», con Ramón Barea e Itziar Lazkano. Las otras dos no son experiencias en vivo, sino en streaming: la serie «Escenario 0» (en la que HBO ha adaptado éxitos teatrales españoles contemporáneos a un curioso híbrido entre cine y teatro) y «Hamilton» (filmación del musical hip hop sobre el homónimo padre fundador de EE.UU. que ha revolucionado la escena teatral anglosajona -disponible en Disney+ desde julio-).

LAS MEJORES OBRAS TEATRALES DE 2020

10. «EN STANDBY»
Con Sandra Tejero, Diana Irazabal, Sandra Martin, Kepa García y Unai Elizalde.
Vista el 7 de noviembre en la sede de la Compañía Joven de Pabellón 6 (Bilbao).

«En Standby» // Pabellón 6

La Compañía Joven de Pabellón 6 abrió su propio espacio el pasado septiembre. Todo un notición eso de que, en plena pandemia, no solo no se clausuren teatros sino que se abran nuevos. ¡Bravo! Allí presentaron esta nueva producción propia, escrita (con mucho ojo y mucha gracia) y dirigida (con gran sentido del ritmo escénico) por la actriz Graciela Doniz. Una colección de estampas cotidianas vividas en este 2020 pendémico impecablemente interpretada por un jovencísimo elenco. ¡Qué orgullo de cantera!

9. «MAN UP»
De Noemí Rodríguez y Andrea Jiménez.
Vista el 6 de noviembre en el Teatro Arriaga (Bilbao).

Nuevas formas de ser hombre

Loco espectáculo de autoficción comandado por las chicas de Teatro en Vilo, que han puesto a cinco actores (hombres) a exorcizar los rastros de masculinidad tóxica que el peso de los siglos nos ha dejado a todos dentro. Música, comedia, algún que otro desnudo, emoción, danza, humor absurdo y mucho colorido en una propuesta que no se parece a nada y que sube a las tablas nuevas formas de ser hombre.

8. «SEA WALL» / «HIPÓLITO»
De Bella Batalla, con Nacho Aldeguer / De La Pacheca Collective, con Bea Insa.
Vistas en casa en abril en pleno confinamiento.

«Hipólito» (confinado), con Bea Insa // Ángel Mirou

Un par de semanas después de decretarse el estado de alarma, ya había teatreros/as pensando en cómo llevar su trabajo en vivo a nuestros hogares. Así nació el «teatro confinado»: obras interpretadas en directo desde las casas de los actores y retransmitidas a través de Internet. Este ¿subgénero? ¿apaño? alumbró algunas experiencias maravillosas, como estos dos monólogos confesionales: el de un hombre comido por el vacío existencial («Sea Wall», desde Madrid) y el de una Fedra arrastrada por la pasión y acompañada por la música en directo de un violonchelo («Hipólito», desde Bilbao y Durango). Esta última se podrá ver de nuevo (en su versión ‘no confinada’) en la sala La Fundición de Bilbao en febrero.

7. «HOMENAJE A UNA DESCONOCIDA»
De Teatro de la Catrina.
Vista el 20 de septiembre en La Fundición (Bilbao).

Las valencianas Desirée Belmonte y Cristina Correa compraron en un rastro un fajo de cartas que una tal Carmen Muñoz escribió a su marido a finales de los años 50 acompañadas de algunas fotos familiares. Cautivadas por el hallazgo y tirando del hilo, investigaron y terminaron recreando la vida de esta mujer. En este peculiar espectáculo teatral que ellas mismas dirigen e interpretan, nos van contando sus hallazgos para terminar finalmente componiendo todo un homenaje a esas mujeres que quedaron en un segundo plano. Maravilloso ejercicio de empoderamiento (con un clímax emocionantísimo), que les valió dos nominaciones a los MAX este año (Mejor Espectáculo Revelación y Mejor Autoría Revelación).

6. «LAS RAÍCES CORTADAS»
Texto de Jerónimo López Mozo dirigido por Ramón Barea.
Vista el 22 de octubre en Pabellón 6 (Bilbao).

Mujeres a reivindicar // Hodei Torres

Más reivindicación de la memoria de las mujeres en esta lista. En este caso, de dos políticas históricas que lo hubieran sido mucho más si hubieran sido hombres: Clara Campoamor y Victoria Kent, las dos únicas diputadas mujeres elegidas en 1931 (recién proclamada la Segunda República), cuando ellas aún ni podían votar. Pabellón 6 ha recuperado este texto de hace 15 años que sí, claro, merecía una nueva vida. En él, se recrean cinco encuentros imaginados que podrían haber tenido Clara y Victoria, a las que insuflan alma con maestría las actrices Irene Bau y Juana Lor, respectivamente. Crítica completa, aquí.

5. «A CHORUS LINE»
De Antonio Banderas, Teatro del Soho y John Breglio.
Vista el 9 de febrero en el Teatro Arriaga (Bilbao).

El Broadway de Antonio Banderas // Teatro del Soho

Nueva producción (del actor Antonio Banderas y su nuevo teatro malagueño) de un musical que marcó un antes y un después en Broadway en 1975. Lejos del brillo y la purpurina normalmente asociada al género, «A Chorus Line» retrata a un conjunto de aspirantes a estrella que, quizá, nunca lo serán. Sueños, ambiciones, fracasos… trufan un espectáculo en el que Banderas ha querido ser fiel a la versión original de hace casi medio siglo. De hecho, una de las intérpretes y cocreadoras de aquella producción (Baayork Lee) ha sido la encargada de recuperar la dirección y los números de baile originales. Historia viva del teatro musical. Crítica completa, aquí.

4. «SIMPLICISSIMUS»
De Tartean Teatroa.
Vista el 29 de febrero en el Teatro Barakaldo y el 3 de octubre en Pabellón 6 (Bilbao).

«Simplicissimus», la obra de teatro // Guillermo Casas

Un cabaret original del «creador total» Patxo Telleria que está a la altura de las grandes obras del género; así definíamos esta propuesta en la crítica que publicábamos el pasado octubre. Canciones propias, humor más que ácido, una historia aparentemente ligera pero con trasfondo y un elenco que no desmerecería si lo pusiéramos al lado del mítico personaje del maestro de ceremonias de «Cabaret» ¿Se le puede pedir algo más a un cabaret? No; «Simplicissimus» lo tiene TODO. Y, por cierto, su versión en euskera sigue de gira en 2021. ¡No se lo pierdan!

3. «A.K.A. (ALSO KNOWN AS)»
De Flyhard Produccions, dirigida por Montse Rodríguez Clusella.
Vista el 21 de febrero en el Teatro Concha Espina (Torrelavega, Cantabria).

Esta obra habla, como ninguna otra ficción que servidor haya visto, de un periodo siempre convulso: la adolescencia. En este caso, una adolescencia especialmente complicada. Carlos es un chico que, como todos, va a clase y al parque, rehuye a sus padres, se enamora…; pero, a diferencia de los demás, es adoptado y tapa su «pelo de moro» con una capucha para que nadie le recuerde unos orígenes que no siente como propios. «A.K.A.» traza un retrato de una verdad apabullante gracias, por un lado, a un trabajadísimo texto que sabe encontrar el tono de los adolescentes (Daniel J. Meyer se alzó con el MAX 2019 a la Mejor Autoría Revelación) y, por otro, a una colosal actuación de Albert Salazar (que, en los mismos premios, no tuvo rival como Mejor Actor). «A.K.A.» se estrenó a principios de 2018 en el circuito alternativo catalán, se convirtió enseguida en revelación teatral, saltó a escenarios mayores y arrancó una gira que, tres años después, continuará en Madrid en 2021 (ahora con Lluís Febrer como protagonista). Eso sí, aquí en Euskadi no se ha podido ver aún. ¿Me lo explican, queridos/as programadores/as?

2. «ECOGRAFÍAS»
Dirigida por Ramón Barea.
Vista el 30 de julio y el 6 de agosto en Pabellón 6 (Bilbao).

Irene Bau en «Ecografías»

Poco más podemos añadir sobre esta obra a lo que ya dijimos en la crítica que publicamos el pasado julio. Quizá dé la medida de nuestro entusiasmo por esta función el hecho de que, a pesar de haberla visto ya antes de este restreno, quisimos volver a pasar por taquilla este verano otras dos veces más para repetir y tripitir experiencia. Lo que era un (emocionante y reivindicativo) relato de Karmele Jaio se convierte, tal cual, en un (rico y sentido) monólogo teatral gracias al olfato y a las dotes interpretativas de la actriz Irene Bau, que disecciona el concepto de maternidad sola en escena durante una emocionante hora en la que nos lleva de Bilbao a Etiopía y vuelta.

1. «CONSERVANDO MEMORIA»
De El Patio Teatro.
Vista el 8 de octubre en el Teatro Barakaldo y el 22 de noviembre en La Fundición (Bilbao).

Homenaje a nuestros mayores // Clara Larrea

Como ya te contamos el mes pasado, lo que los chicos de El Patio Teatro (Izaskun y Julián) consiguen en esta función es prodigioso. Con varias entrevistas a los abuelos de Izaskun (es decir, en base a vidas ordinarias) han elaborado un texto dramático de primer nivel. Y con varios objetos cotidianos como protagonistas (porque esto es ‘teatro de objetos’) han creado una función de pequeño formato que merece los más grandes honores. Fotos, botes, juguetes, luces, azúcar, sal, flores… van apareciendo en el ingenioso guiñol que Izaskun comanda en escena y van componiendo un original retrato de toda una generación. Inmejorable homenaje a nuestros mayores (y a sus historias corrientes y a sus modestos sueños), más merecido que nunca en este año pandémico en el que estamos obligados a volver la vista y aprender mucho de ellos/as.

Si te apetece verla, la compañía riojana la trae de nuevo a Euskadi en 2021. Será el 22 de enero en Sopela (Kurtzio Kultur Etxea). Ya en febrero, nuevas oportunidades, el 20 y 21, en la Sala BBK de Bilbao. Además, en primavera estarán en Zarautz (30 abril), Bergara (1 mayo) y Santurtzi (8 mayo).

Arriba